Conoce los puntos claves que debes saber sobre la espondiloartritis

Si pensamos en una enfermedad reumática lo primero que nos viene a la mente es que estas son más frecuentes entre personas adultas y de edades más avanzadas que entre jóvenes, pero esto no siempre es así.

Hoy hablamos de la espondiloartritis, una patología reumática que es más habitual entre los jóvenes y que se caracteriza por su afectación a la columna vertebral. Para ello entrevistamos en Infosalus al doctor Xavier Juanola, que es portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER) y jefe de sección del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Bellvitge, en Barcelona.

«La espondiloartritis es una enfermedad crónica, inflamatoria, y que afecta fundamentalmente a la columna vertebral (‘espondilo’ significa ‘columna’). Se caracteriza por un dolor de la columna incluso cuando los pacientes están en reposo, y que generalmente les despierta por la noche y no les deja dormir. También es muy típica la rigidez por las mañanas», describe el experto.

En el caso concreto de las espondiloartritis anquilosante, un ‘subtipo’ de esta enfermedad, la tendencia es hacia la anquilosis, esto quiere decir, que las vértebras entre sí se pueden ir soldando y con la consiguiente pérdida de movilidad; no obstante, el doctor Juanola refiere que hay formas de esta enfermedad que no llegan a anquilosarse.

«La espondiloartritis es un tipo de artritis que ataca la columna y, en algunas personas, las articulaciones de brazos y piernas. También puede involucrar a la piel, a los intestinos y a los ojos. El principal síntoma en la mayoría de los pacientes es el dolor lumbar», apostilla el Colegio Americano de Reumatología en este sentido.

MEDIO MILLÓN DE ESPAÑOLES AFECTADOS

En concreto, el portavoz de la SER resalta que en torno a medio millón de españoles podría padecer alguna forma de espondiloartritis, cerca de un uno por ciento de la población española.

«Debuta principalmente en pacientes jóvenes, y los casos suelen empezar entre los 20 y 30 años, aunque también se diagnostican entre los 30 y los 40 años. Es una enfermedad reumática de gente joven. La anquilosis es más frecuente entre los hombres; si bien las formas globales de esta enfermedad tienen igual incidencia de sexo», matiza el experto.

A día de hoy el doctor Juanola subraya que se desconoce la causa concreta de la enfermedad, pero sí admite que se sabe por qué se va produciendo, y por ejemplo, es característico de estas personas un marcador genético: «Está demostrado que esta patología está ligada al marcador genético HLA-B27, que configura y hace que los pacientes con este determinante tengan con más frecuencia esta enfermedad. Casi todas con espondiloartritis son portadoras de este gen».

Ahora también se ha visto, según prosigue el reumatólogo del Hospital de Bellvitge, que la microbiota intestinal parece que puede influir en el desarrollo de este tipo de enfermedades y, especialmente, en aquellos pacientes con esa predisposición genética.

CÓMO SE DIAGNOSTICA

El miembro de la Sociedad Española de Reumatología sostiene que para el diagnóstico es básico el testimonio del paciente, ya que estos, según confiesa, suelen explicar un tipo de dolor que es muy característico de esta patología: «No es un dolor de espalda normal, el que se tiene cuando está mucho rato de pie, sino uno característico y muy especial, que tiene lugar en la columna generalmente por la noche y por el que tienen que levantarse y pasear porque al moverse el dolor les mejora».

También dice que influye el que estos pacientes hayan tenido dolor en los talones, o en las rodillas, y que acompañan al dolor de espalda. Ahora bien, a partir de la sospecha, el experto señala que se procede a la realización de pruebas, como radiografías, resonancias magnéticas (que aporta mucha información en fases iniciales), así como análisis de sangre con determinación del marcador genético HLA-B27.

Aquí remarca el doctor Juanola que tener este gen no significa que la persona desarrollará espondiloartritis siempre, ya que muchas personas lo tienen sin padecer artritis y nunca la desarrollarán.

TIPOS DE ESPONDILOARTRITIS

El principal síntoma en la mayor parte de los pacientes es el dolor lumbar, algo que ocurre con más frecuencia en la espondiloartritis axial, según aclara el Colegio Americano de Reumatología, al tiempo que precisa que en una minoría de pacientes, el principal síntoma es el dolor y la hinchazón de brazos y piernas, un tipo que se conoce como ‘espondiloartritis periférica’; aunque hay varias formas de la enfermedad.

Sobre la espondiloartritis axial, el doctor Xavier Juanola distingue dos formas: la forma ‘no radiográfica’, y la forma ‘radiográfica’, esta última diagnosticada toda la vida como ‘espondiloartritis anquilosante’, y se trata, como su nombre indica, de aquellas formas que son palpables en la radiografía.

El jefe de sección del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Bellvitge explica que normalmente muchas personas con espondiloartritis axial llegan a tener algún grado de fusión espinal (la espondilitis anquilosante), unos cambios son percibidos en las radiografías, y que, como hemos mencionado, suelen ser más frecuente entre hombres jóvenes.

Ahora bien, destaca que gracias a las resonancias magnéticas se están pudiendo detectar casos de espondiloartritis en fases iniciales (las espondiloartritis no radiográficas), es decir, aquellos que presentan radiografías normales, pero que en la resonancia magnética sí se detectan.

«Si esperamos un tiempo, una gran parte de esos pacientes con formas iniciales empeorarán hacia las formas que se aprecian en radiografía, aunque algunos pacientes se quedan siempre en la forma ‘no radiográfica’. Por eso las resonancias magnéticas han supuesto un gran avance para estos diagnósticos, porque los casos precoces si se tratan bien y de forma temprana se evitará que pasen a la espondiloartritis anquilosante y no pierdan movilidad», explica el reumatólogo del Hospital Universitario de Bellvitge.

VIVIR CON ESPONDILOARTRITIS

Se trata a nivel general de pacientes con dificultad para dormir, por lo que durante el día no pueden hacer una vida normal. Son personas que habitualmente cuentan con la baja laboral, según describe el especialista, al mismo tiempo que presentan dificultades en sus relaciones sociales e interpersonales. «Están limitados funcionalmente y hay un porcentaje de hasta el 30- 50% que tienen rasgos de ansiedad y de depresión», apostilla.

Según destaca, en algunos casos son pacientes que tienen asociadas otras enfermedades, siendo las más frecuentes, las uveítis (inflamación de parte del ojo), los pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn), y luego con psoriasis. «Con estas enfermedades con mayor frecuencia pueden desarrollar formas de espondiloartritis», reseña.

En última instancia, el doctor Xavier Juanola, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER), indica que principalmente son dos las líneas de tratamiento empleadas en estos casos: los antiiflamatorios no esteroideos (AINEs), ya que alivian el dolor; y la rehabilitación, siendo el ejercicio «muy importante para estos pacientes». Desde el Colegio Americano de Reumatología recuerdan que «el tabaquismo agrava la espondiloartritis y puede acelerar la velocidad de la fusión espinal».

«En el momento en el que los AINEs y la rehabilitación no son suficientes se pone en marcha en estos pacientes la terapia biológica, que se empezó hace unos 18 años, y ha supuesto un cambio espectacular en su pronóstico», sentencia el portavoz de la Sociedad Española de Reumatología.

Con información de Infosalus. 

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.