“Es muy duro ser suplente, soy muy competitivo”

Nunca es fácil para un jugador que estuvo en el Juego de Estrellas perder protagonismo.

Ese es el duro escenario que está viviendo Kemba Walker apenas unos meses después de haber llegado como flamante refuerzo a los Knicks.

Sus primeras semanas en Nueva York han estado lejos de ser las esperadas, pero confía en darle la vuelta a su situación lo antes posible.

“Ante todo soy un jugador de equipo”, manifestó el #8.

“Obviamente es duro porque soy un competidor y amo el baloncesto. Pero al fin y al cabo soy profesional. Respeto a Thibs y la decisión que ha tomado”, manifestó el armador con cierta frustración.

Aunque no es ni cerca el escenario que se imaginaba cuando firmó proveniente de Boston, Walker tiene claro que “esto no se trata de mí, sino de lo que es mejor para el equipo”.

A lo largo de su primera campaña con los Knicks, ha disputado un total de 18 partidos donde acumula 11.7 puntos, 2.6 rebotes y 3.1 asistencias en promedio por encuentro.

Pero en los últimos cuatro compromisos no ha visto actividad, curiosamente y para mala suerte del coach Tom Thibodeau, la suplencia de Kemba lejos ha estado de ser una solución. Perdió esos cuatro encuentros.

Su lugar como armadores en la rotación fue ocupado por Evan Fournier y Derrick Rose, otros dos jugadores experimentados.

En la actual temporada, Nueva York ha sido una de las grandes decepciones al encontrarse con marca negativa de 11 triunfos y 12 derrotas, en el onceavo lugar de la Conferencia Este. En teoría estaba destinado a pelear por los primeros puestos del sector.

 



Por: El fildeo
Autor: Jorge Briones
Fecha de publicación: 2021-12-06 22:12:28
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.