Carolina J Branger en carta abierta a Borges: «Personas sensatas cometen insensateces»


Julio Borges renunció a su cargo de comisionado de Relaciones Exteriores de Juan Guaidó, y dijo que el gobierno interino debía desaparecer. Ante esto, Carolina Jaimes le escribe una carta abierta: «… las personas sensatas cometen insensateces», dice

Carolina Jaimes Branger
6 de diciembre de 2021.
Querido Julio,

Tú mejor que nadie sabes que te admiro porque has sido de los pocos políticos en Venezuela que ha sabido llamar las cosas por su nombre, aunque no sean “populares”. No le has tenido miedo a la crítica -que ha sido inclemente contigo- y eso lo valoro mucho. También has sido una persona sensata en un país donde -especialmente en los últimos tiempos- priva la insensatez.

Pero también -en ocasiones- las personas sensatas cometen insensateces. Por eso te escribo. Estoy muy preocupada de que seas tú quien decrete “la muerte del interinato”. He leído con atención tus tuits al respecto y me permito escribirte sobre uno de ellos:

Dices que “El Gobierno Interino ha derivado en una instancia que ha propiciado inaceptables acciones de corrupción que lastiman gravemente la lucha democrática y nos alejan de nuestro objetivo de libertad”. Cuando hablas del “gobierno interino”… ¿a quiénes te refieres? Porque tú eres parte de ese gobierno, ¡nada menos que el canciller! ¿Desde cuándo sabes que hay “inaceptables acciones de corrupción”? ¿Te estás enterando en este momento?… ¡La corrupción hay que denunciarla siempre! Aquí nos dicen que los trapos sucios se lavan en casa, pero ¿sabes, qué Julio? Hay asuntos que deben ventilarse en público, y voy a usar una frase muy trillada, “caiga quien caiga”. Si hay miembros del Interinato que han robado, hay que exponerlos y denunciarlos ante la justicia colombiana, norteamericana o de donde sea que estén robando. Callarse no es una opción. Si tienes los pelos del gato en la mano, ¡enséñalos! No te quedes con una denuncia al aire.

Yo creo en la honestidad del presidente Guaidó, así como creo en la tuya. Aquí se descalifica alegremente a cualquiera y te consta, porque has sido víctima de ello. Guaidó también. Pero si se llegara a demostrar que alguno de ustedes está involucrado en actos de corrupción, tendrán en mí a una adversaria frontal. Tú, Guaidó o quien sea. Yo no soy escaparate de nadie. Ya basta de desangrar al pueblo venezolano. ¿En qué se diferenciarían de los chavistas? ¿Acaso lo que quieren es el famoso “quítate tú para ponerme yo” en esta pesadilla gatopardiana que nunca termina?… Sé que en río revuelto hay ganancia de pescadores y por desgracia, estos últimos años hay muchos ríos revueltos y muchos, algunos que ni siquiera son pescadores, sacando los peces más gordos y más grandes. A esos pescadores han debido sacarlos ayer.

Dices también que “El Gobierno Interino dejó de ser un medio para liberarnos y se ha convertido en un fin en sí mismo que se busca prolongar indefinidamente”. Julio… ¡el gobierno interino es lo ÚNICO que tenemos para hacerle frente al régimen! Una cosa es depurarlo. Otra, destruirlo. Saquen a los corruptos, a los ineptos, a los parásitos. Pero el apoyo de las 60 democracias más sólidas del mundo lo tiene Juan Gerardo Guaidó Márquez. ¿Qué van a inventar a estas alturas? ¡Se ha conseguido mucho!

Sigues: “El Gobierno Interino pone el foco en la administración de activos y juicios distrayéndonos de nuestro verdadero objetivo que es lograr el cambio democrático en Venezuela”. De verdad que nunca me he explicado por qué en Venezuela somos el país del “en vez de” y no del “además de”. El gobierno interino tiene que ocuparse de lograr el cambio democrático en Venezuela y también de administrar los activos y de atender los juicios.

Y terminas: “La presidencia interina pone el foco de la lucha política fuera de nuestras fronteras y crea una dolorosa brecha entre quienes debemos estar unidos por nuestros deseos de libertad”. Dijiste la palabra mágica: “UNIDAD”. Debemos estar unidos. Me parece leer entrelíneas unas rabias de vieja data, pero como no me consta, no lo voy a decir. Pero tú que tuviste que irte de Venezuela por una acusación de algo que no hiciste (y por la que pagó caro Juan Requesens), ¿estás dispuesto a sacrificar como cordero pascual a Juan Guaidó, que ha dejado literalmente el pellejo tratando de salir de esto? Porque a la hora de las chiquitas, el que termina pagando no es siempre el culpable.

Te pido, mejor dicho, te ruego, Julio, que hagan lo posible por mantener el interinato. En el régimen deben estar celebrando tus declaraciones. Es increíble, pero cuando parecen estar más débiles, siempre hay alguien de este lado que les da respiración boca a boca. Eso, por desgracia, es lo que tú estás haciendo en este momento. Depuren, discutan, arreglen. Pero con la UNIDAD como norte. Empezar de cero en estos momentos, me parece un despropósito por decir los menos. Al menos piénsalo. Tú eres bueno reflexionando.

Te mando un abrazo.

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.