Receta de galletas de jengibre navideñas decoradas, muy fáciles

Preparar postres y dulces en casa siempre es una experiencia fantástica pero quizás más aún cuando se trata de elaboraciones para fechas tan señaladas como la Navidad. Además hay algunas que se pueden elaborar con los más peques de la casa y esta es una de ellas, divertida y fantástica, deliciosa y sencilla.

Esta receta de galletas de jengibre navideñas decoradas es muy fácil de seguir y conseguirás unas galletas con una textura crujiente y hojaldrada y muy sabrosas y aromáticas gracias a la variedad de especias que lleva la masa, además del toque de la mantequilla y especialmente el de la miel, lo que hace que sean unas galletas muy especiales.

Para decorarlas te puedes liar todo lo que quieras, en este caso mi sugerencia de decoración es la más sencilla posible, apta para todas las edades y con una estética muy casera. Si quieres darle un plus más abajo en la sección de Variantes conocerás algunos trucos y consejos para lanzarte con una decoración más completa y entretenida.

Si te gustan las galletas te animo a que prepares las clásicas galletas de mantequilla caseras o pastas de té o esta otra versión, galletas de mantequilla caseras con pepitas de chocolate. También son un básico estas deliciosas galletas de avena, crujiente y muy fáciles y me encanta preparar la variación de galletas caseras de avena con chocolate, una de mis combinaciones favoritas. También puedes optar por las frutas y los frutos secos y preparar unas deliciosas galletas de avena caseras con manzana y nueces aromatizadas con canela, las riquísimas galletas caseras de avena con arándanos o estas fantásticas galletas Moscovitas de almendra y chocolate caseras.

Y si quieres darles una vuelta de rosca a las galletas dulces y prepararlas saladas, nada mejor que seguir esta receta de galletas saladas caseras de mantequilla y queso o bien esta otra de galletas saladas caseras con queso crema al wasabi y aceitunas, cuya masa está repleta de semillas y aceitunas y quedan increíbles.

 

Ingredientes para la receta de galletas de jengibre navideñas decoradas, muy fáciles (2 bandejas de horno, alrededor de 50 galletas según su tamaño):

  • 300 gr de harina de trigo.
  • 130 gr de mantequilla sin sal.
  • 1 huevo.
  • 60 gr de miel.
  • 70 gr de azúcar moreno.
  • 1 cucharadita de postre de jengibre en polvo.
  • 1 cucharadita de postre de canela molida.
  • 1/4 cucharadita de postre de nuez moscada.
  • 1/4 cucharadita de postre de clavo molido.
  • 1/2 cucharadita de postre de sal.
  • Para la glasa o glaseado para decoración:
    • 1 clara de huevo (la que yo he usado pesaba 38 gr).
    • 200 gr de azúcar glas.
    • 3 gotas de zumo de limón.

 

Preparación, cómo hacer galletas de jengibre navideñas decoradas, muy fáciles:

  1. Como necesitamos que la mantequilla esté cremosa o lo que se conoce como pomada, sácala de la nevera al menos una hora o dos antes. Si te no te has acordado de hacerlo tiene solución ya que puedes cortarla en cubitos y así con media hora suele ser suficiente o, si tienes más prisa aún, introduce el recipiente en el microondas durante unos segundos hasta que veas que ya no está tan sólida pero que en ningún momento llegue a derretirse.
    Mantequilla

    Corto la mantequilla en cubitos para que se temple antes

  2. Yo voy a utilizar un robot amasador con el accesorio pala pero también te pueden servir unas varillas, tanto manuales como eléctricas.
  3. Pon un colador encima del un bol, echa encima la harina y hazla pasar a través de él sujetándolo con una mano y golpeándolo suavemente con la otra. A este proceso se le llama tamizar y sirve para que caigan sin grumos ni apelmazamientos.
  4. Incorpora también la sal y las especias: el jengibre, la canela, la nuez moscada y el clavo. Mezcla un poco con una cuchara.
    Especias galletas jengibre

    Mezclamos la harina con las especias y la sal

  5. En el bol o recipiente del robot en el que vayas a prepararla masa de las galletas echa la mantequilla con el azúcar moreno y mezcla 2 o 3 minutos hasta que su aspecto sea casi homogéneo aunque se seguirá viendo el azúcar.
  6. Añade el huevo y sigue batiendo otros 2 o 3 minutos hasta que se mezcle bien, aunque la masa estará quedando grumosa.
    Masa casera galletas jengibre

    Vamos mezclando los ingredientes de la masa de galletas

  7. Incorpora la miel y una primera tanda de la mezcla de harina y especias y cuando se haya mezclado bien añade más cantidad, mezcla de nuevo y así hasta terminar con toda la harina, se debe conseguir una mezcla con un aspecto homogéneo.Si lo haces con varillas manuales o eléctricas, cuando la masa empiece a estar dura sigue mezclándola con tus propias manos pero ten en cuenta que no se trata de amasar, solo de mezclar. Si al haber acabado con toda la harina está pegajosa y no puedes compactarla bien añade un poco más de harina.
    Miel y harina masa galletas jengibre

    Añadimos la miel y la mezcla de harina y especias en tandas

    Masa galletas jengibre

    Así queda la masa, ya la tenemos lista

  8. Haz una bola con la masa y ponla entre dos papeles vegetales. Estírala con ayuda de un rodillo hasta que tenga un grosor de unos 0,5-0,7 mm y deja que se enfríe en la nevera mínimo 1 hora, tal cual está con los papeles.
  9. Al cabo de ese tiempo precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo
    Estirar masa galletas jengibre

    Estiramos la masa de galletas con un rodillo

  10. Retira el papel de encima y corta las galletas con cortadores con forma de muñeco de jengibre del tamaño que prefieras, yo los he hecho en 3 tamaños. Ve dejándolas sobre un nuevo papel vegetal encima de una bandeja de horno.
    Cortador galletas jengibre muneco

    Vamos cortando las galletas con cortadores de muñecos de jengibre

  11. Aprovecha la masa sobrante que va quedando juntándola con tus manos, amasándola un poco, estirándola de nuevo y cortándola, así hasta terminarla.
    Galletas de jengibre

    Ya podemos hornear la primera tanda de galletas de jengibre

  12. Introduce la bandeja a media altura en el horno y horneálas durante unos 15 minutos. Vigílalas un poco sobre todo si es la primera vez que horneas estas galletas porque cada horno es un mundo y debes evitar que se quemen, cosa que puede pasar en cuestión de un minuto llegado el momento. En cuanto veas que se empiezan a dorar un poco los bordes sácalas.
    Galletas de jengibre caseras

    Ya tenemos recién horneadas las galletas de jengibre

  13. Espera 5 minutos a que se asienten y se enfríen un poco y ponlas sobre una rejilla para que terminen de enfriarse.
  14. Para decorarlas hay que esperar a que se enfríen completamente, yo suelo hacerlo al día siguiente.
  15. Para preparar la glasa en un bol pon la clara de huevo y con unas varillas (mucho mejor si son eléctricas) bate hasta que estén a punto de nieve, es decir, blancas y espumosas y si pones el bol boca abajo no se caen.
    Claras a punto de nieve glaseado

    Ya tenemos las claras a punto de nieve

  16. Incorpora las gotas de zumo de limón y sigue batiendo un minuto más.
  17. Añade el azúcar glas y mezcla hasta que quede una crema homogénea, puedes hacerlo en dos tandas por ejemplo.
  18. La consistencia apropiada es firme, que mantenga la forma y cuando levantes las varillas le cueste escurrir.
    Glasa real decoracion galletas

    Ya tenemos lista la glasa real

  19. Pon la glasa en una manga pastelera con una boquilla redonda muy pequeña o en alguna herramienta de decoración similar, yo he utilizado un lápiz que es muy fácil de utilizar por los peques.
  20. Decora las galletas como prefieras, en este caso les hemos puesto ojos, boca, botones por el cuerpo y los pies enmarcados. Cuanta más experiencia y mejor herramienta tengas más fácil te resultará hacer la decoración, nosotros hemos hecho una sencilla que anime a ser imitada por los peques de la casa.
    Decoracion galletas de jengibre navidenas

    Decoramos las galletas de jengibre

    Como hacer galletas de jengibre navidenas decoradas, muy faciles

    Así de fantásticas quedan estas galletas de jengibre caseras

 

Tiempo: 30 minutos más 1 hora de reposo y el tiempo de decoración

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Cuando ya están frías ya se pueden degustar aunque vale la pena esperar hasta tenerlas decoradas. Como con esta receta sale una buena cantidad de galletas y te interesa saber conservarlas tanto si son para ti como para regalar. Simplemente guárdalas en un recipiente cerrado a temperatura ambiente y te aseguro que siguen crujientes aunque pasen los días (he llegado a verlas una semana por casa pero más no porque se han acabado, y seguían estupendas).

Estas galletas de jengibre quedan crujientes y súper aromáticas, se notan los matices que aportan las diferentes especias y es una maravilla. Además el toque de la mantequilla y sobre todo de la miel también se nota en el sabor, lo que hace que sean unas galletas de auténtico… ¡escándalo!

Receta de galletas de jengibre navidenas decoradas, muy faciles

Galletas de jengibre navideñas decoradas, muy fáciles

 

Variantes de la receta de galletas de jengibre navideñas decoradas, muy fáciles:

Para darle color al glaseado puedes utilizar colorante alimentario para combinarlo y crear glasa de diferentes colores. Es cuestión de ir echándole a la glasa ya hecha gotitas del color que queráis o de una combinación de ellos hasta conseguir el resultado que buscas.

Si quieres darle un plus a la decoración y la prefieres más colorida e incluso más divertida para los peques puedes utilizar sprinkles que son pequeñas formas hechas de azúcar, las más sencillas y típicas son bolitas o palitos pero también podrás encontrar estrellas de nieve, hojas de muérdago, algunas con purpurina comestible o metalizadas… Para pegarlos a la galleta tan solo tienes que poner un poco de glasa y encima la figurita. También puedes hacerles un agujerito con una pajita o un palito antes de hornearlas para después poder ponerles una cinta o cordón y así colgarlas en el árbol de Navidad.

 

Consejos:

Es importante que vigiles las galletas en el horno ya que necesitan pocos minutos de horneado y cuando ya van estando listas es cuestión de segundos que pasen de doradas a quemadas. Guíate solamente por la vista porque si pinchas o tocas una galleta para ver si están crujientes (con cuidado de no quemarte) verás que aún no están duras ni crujientes pero es algo que consiguen al enfriarse.

Para guardarlas te recomiendo utilizar un recipiente hermético y si es transparente es genial porque así lucirán en tu cocina. Aguantan varios días en él aunque tampoco se hasta cuando porque no nos suelen durar demasiado, pero sí que puedo decirte que 5-7 días después siguen prácticamente igual de crujientes que el primer día 😉

Por: Recetas de Escandalo
Autor: Nata
Fecha de publicación: 2021-11-23 03:58:45
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.