Cinco venezolanos llegan al corazón de los peruanos por la música

1329068

Por Rubén Vásquez

Un grupo de venezolanos lleva cada día un poco de alegría a las calles de Lima, en Perú, a través de la música. Se trata de la banda Rímac Show (@rimacshow), un proyecto que nació con la idea de dar a conocer el talento de cada uno de sus integrantes y que hoy en día cuenta con la admiración de numerosas personas.

La agrupación está conformada por cinco jóvenes venezolanos. Cada uno con una historia distinta. El destino los unió después de que, entre 2017 y 2018, decidieron irse de Venezuela debido a la situación política y social del país.

En una conversación con El Pitazo, Jesús, uno de los integrantes de la banda Rímac Show, contó que la iniciativa de formar una agrupación surgió de Gregorio, quien mientras trabajaba como vendedor en la calle conoció a Nahen Bosque, otro músico venezolano. Comenzaron a hablar sobre sus conocimientos musicales y con el pasar de los días decidieron unirse para tocar sus instrumentos.

La agrupación consiguió la aprobación de la municipalidad para situarse en la esquina de un semáforo ubicado en la avenida Venezuela con las Naciones Unidas, en la ciudad de Lima, donde actualmente se siguen presentando.

Sin embargo, Jesús cuenta que fueron las redes sociales las que le darían a Rímac Show el impulso necesario para hacerse conocer en otros lugares de Perú. Tras su éxito a través de Internet, la banda comenzó a recibir invitaciones de peruanos y otros venezolanos para llevar su música a fiestas privadas y pequeños eventos sociales, donde el género principal que tocan es la cumbia.

Dificultades de ser migrante

A pesar de que la agrupación cuenta con una mejor estabilidad y reconocimiento por parte del público, Jesús recuerda que el inicio fue muy difícil para cada uno de los integrantes, debido a que tuvieron que desempeñar cualquier tipo de trabajo en la economía informal. El objetivo era cubrir sus gastos y necesidades diarias.

“Ser migrante es una de las cosas más rudas de este planeta. Te consigues de todo, piensas de todo. Te deprimes. Hay días que te sientes millonario, hay días que te sientes el más pobre del mundo. Hay días que quieres luchar, hay días que no quieres hacer nada. Pero uno siempre tiene que hacer de tripas corazones y echar para adelante”, comenta.

Recuerda con nostalgia su país y no descarta regresar a él. “Lo más fuerte es verte solo. Que ya no estás con tu familia. Yo no estaba acostumbrado a vivir solo. Es rudo (ser migrante). Esto no es para cualquiera”, destaca.

El músico resalta que, a pesar de las adversidades y los problemas que encontraron en los últimos años, los miembros de la banda nunca se rindieron y dieron el máximo esfuerzo para construir lo que siempre soñaron.

Un futuro con mucha música

“Como todo músico, nosotros somos soñadores todos. Tenemos proyectos con la banda y proyectos personales. Cada uno tiene su cosa. Como grupo, quisiéramos tratar de que nos conocieran no solamente en Perú. Quisiéramos que los venezolanos que están en todos lados nos vieran. No solo por la fama. Nosotros no queremos eso, sino que queremos llevar el ejemplo de hacer las cosas bien”, afirma Jesús.

En nombre de la banda Rímac Show, el joven venezolano envía un mensaje a todas las personas que tienen un sueño. “Mi consejo es tener fe en lo que haces. No se rindan. Pero no rendirse no es solo intentarlo todos los días. No es eso. Es tener constancia y perseverancia. Es tener las ganas de hacerlo y hacerlo de la mejor manera. Es la forma con la que actúas. No puedes tener resultados diferentes si haces lo mismo”, expresa.

Redacción El PitazoMigración

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.