Rafael Simón Jiménez pronostica una contundente victoria de la oposición en Barinas

Recalcó que estas elecciones del 9 de enero no son convencionales como fueron las del pasado 21 de noviembre con multiplicidad de candidatos y de partidos, de opciones, coaliciones y propuestas

Rafael Simón Jiménez, quien califica la repetición de las elecciones para gobernador en el estado Barinas como “anormales”, no duda del triunfo del candidato opositor Sergio Garrido tras el apoyo de varios partidos. 
“Son unas elecciones destinadas, en el caso de la oposición, a derrotar una burla que se le hizo a la voluntad popular, afirmó. Al margen de las virtudes que puedan adornar al candidato de la oposición, Sergio Garrido, en Barinas se ha agrupado un conjunto de movimientos que no respaldaron a Freddy Superlano”, sentenció el vicepresidente de Unión y Progreso.
Citado por el diario El Impulso, Jiménez se refirió al logro de la unidad entre los diversos factores de la oposición para escoger el nuevo gobernador de Barinas.
“El candidato postulado por la plataforma del G-4, tiene el apoyo de Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo, Voluntad Popular y Primero Justicia, sino de quien lo adversó también en el sector oposicionista, el ex gobernador Rafael Rosales Peña, quien alcanza casi 50 mil votos el 21 de noviembre, cuando triunfó Freddy Superlano”.
Además, recuerda, se suman los apoyos de Avanzada Progresista, así como Unión y Progreso, confirmó Jiménez.
Consideró que el gobierno le dio un arrebatón a esa entidad llanera al desconocer la voluntad del pueblo barinés, que eligió a Superlano como gobernador. “Eso no es que lo diga yo, pues está contenido en la segunda sentencia de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia que le adjudicó la victoria al candidato opositor”.
Recalcó que estas elecciones del 9 de enero no son unas elecciones convencionales como fueron las del pasado 21 de noviembre con multiplicidad de candidatos y de partidos, de opciones, coaliciones y propuestas.
En ese sentido observa que en Barinas hay un claro movimiento alrededor de Garrido, destinado a reivindicar el triunfo del 21 de noviembre.
“Ese es un movimiento que va mucho más allá de los partidos, de las coaliciones, de los bloques de organizaciones políticas. Tiene que ver con la soberanía popular y, naturalmente, tiene la primera opción de victoria”, acotó.
Aseguró que dadas estas condiciones, en este momento, “yo veo una contundente victoria de la oposición en Barinas. Y será así porque estas elecciones han sido determinadas por un fraude y una burla a la voluntad del pueblo de Barinas”.
Observó que los que no acudieron a votar el 21 de noviembre por abstencionismo, porque falta de motivación o no tener candidato de su agrado o por distintas razones, ahora estarán dispuestos a sufragar.
En su análisis, Jiménez asegura que el candidato del PSUV, Jorge Arreaza, “es impuesto, absolutamente ajeno al medio, pero, además, en esa región no se conecta con la gente porque su lenguaje, su cultura, su comportamiento, su manera de hacer las cosas es totalmente diferente a la idiosincrasia barinesa. No ha caído como un paracaidista, sino como una persona que no tiene ningún arraigo”.
En la misma línea piensa que Argenis Chávez es el líder natural del chavismo, “para bien o para mal”, aunque “fue nefasto como gobernador”. Pero, considera que Arreaza posiblemente no llegue a obtener el mismo número de votos que obtuvo el PSUV el 21 de noviembre.
Aclaró que Unión y Progreso en las pasadas elecciones no apoyó a ninguno de los dos candidatos de la oposición, pero en esta oportunidad espera poder reivindicar la voluntad mayoritaria de los electores barineses.

El Universal

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.