Te enseñamos a rehidratar el cabello reseco con huevo

Fuente: Emujer

Solucionar de una manera definitiva un pelo seco es algo difícil, se pueden encontrar algunos productos para conseguir un efecto satisfactorio de manera inmediata con parafina y algunos ingredientes sintéticos, pero son productos que ensucian el cabello muy rápidamente y que dañan la estructura capilar. Por eso compartimos algunos remedios con yema de huevo que ayudan a rehidratar un cabello seco.

Una forma muy fácil de hidratar un pelo seco de manera casi instantánea, es mezclar con el champú habitual una yema de huevo, de esta forma se compensa el efecto que provocan los sulfatos que resecan las fibras capilares por su poder desengrasante. También se pueden encontrar algunos champús que no contengan sulfatos, que no generan espuma.

Para aplicar este remedio lo que hay que hacer es separar la yema del huevo y reservarla. Cuando se vaya a enjabonar el pelo con el champú, se debe aplicar también la yema. Se masajea bien hasta que la yema y el champú se mezclen y se deja que actúen durante dos minutos. A continuación se lava como de costumbre el cabello.

Acondicionador de huevo y vinagre

Para añadir un extra de hidratación al champú para pelo seco, se puede preparar un acondicionador natural con vinagre de manzana y una yema de huevo. El primer ingrediente equilibra el pH aportando suavidad y brillo, además de reducir el encrespamiento. Por otra parte el huevo ayuda en nutrir en profundidad el pelo.

En este caso hay que mezclar una yema de huevo junto con una cuchara de vinagre de manzana. Si se desea se pueden añadir unas gotas de tu aceite esencial preferido para mejorar el aroma, como de lavanda, menta, naranja, etc.

Una vez te hayas lavado el cabello con tu champú habitual, se debe aplicar este acondicionador natural para dejar que actúe durante dos y cinco minutos para después aclarar.

Mascarilla de huevo, limón y aceite

Con este tratamiento se consigue un resultado más duradero y profundo. Si se lleva a cabo dos veces a la semana, se conseguirá un pelo más brillante e hidratado, y además es adecuado para combatir la caída del cabello.

Se mezcla una yema de huevo, una cuchara de aceite y dos cucharas de zumo de limón hasta que estén todos los ingredientes bien integrados. Se aplica por todo el cabello mientras se realiza un masaje. Se cubre la cabeza con un plástico y encima una toalla. Se deja actuar durante media hora como mínimo y después se lava el pelo de la forma habitual.

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.