Aprende a limpiar el acero inoxidable manchado

Fuente: Un Cómo

Qué es el acero inoxidable

El acero es un tipo de metal que se fabrica mezclando el hierro con una cantidad mínima de carbono. Por lo general, esta cantidad supone solo entre un 0,03 % y un 1,8 % de carbono. Es decir, se trata de una cantidad muy pequeña en proporción al hierro, que es el principal componente del acero. Sin embargo, la inclusión de esta cantidad tan pequeña de carbono consigue crear un metal mucho más resistente, por lo que el acero se muestra mucho más útil a la hora de fabricar objetos de cualquier índole.

Sin embargo, debido a la alta cantidad de hierro que sigue formando parte del acero, este tiende a oxidarse con la misma facilidad que el hierro común. Por ello, existen diferentes tratamientos que permiten convertir el acero en el denominado acero inoxidable, que es, simplemente, un acero que no se oxida.

Aunque existen diferentes métodos para fabricar acero inoxidable, el más común consiste en aplicar una capa de cromo sobre la superficie del acero ya formado. De esta forma, se crea una película protectora sobre el hierro que hace que el oxígeno del aire no entre en contacto con él y se evita el óxido.

Cómo limpiar el acero inoxidable manchado - Qué es el acero inoxidable

Cómo limpiar el acero inoxidable manchado o quemado

A pesar de que el acero inoxidable es mucho más resistente a la suciedad y las manchas que el acero común, siempre es importante mantenerlo limpio y en buenas condiciones si queremos que luzca como el primer día y no presente manchas en la superficie.

Para limpiar acero inoxidable manchado vamos a poder hacerlo de diferentes formas. Una de las más comunes es adquirir un producto de limpieza específico para ello en el supermercado. Si nos decantamos por esta opción, es muy importante que nos aseguremos que se trata de un producto formulado para este tipo de acero, ya que, de lo contrario, podría llegar a dañar la capa de cromo que lo protege.

Sin embargo, si queremos optar por soluciones más tradicionales y respetuosas con el medio ambiente, existen una serie de soluciones caseras disponibles que debes conocer, como:

  • Aceite de oliva
  • Vinagre
  • Bicarbonato sódico

Cómo limpiar el acero inoxidable con aceite de oliva

Uno de los muchos usos que tiene el aceite de oliva, por increíble que pueda parecer, es el de limpiar metales. En concreto, si aplicamos un poco de aceite de oliva con un paño sobre la superficie del acero inoxidable y frotamos como si se tratase de un quitamanchas para metales, conseguiremos que muchas de las manchas que aparezcan sobre el acero vayan desapareciendo poco a poco.

Además, se trata de una forma sencilla pero muy efectiva de hacer que recupere el brillo original. Una vez que hayamos terminado de limpiarlo, retiraremos el resto de aceite de oliva sobrante que pueda quedar con un poco de papel de cocina.

Cómo limpiar el acero inoxidable con vinagre

Por otro lado, el vinagre es otro de los remedios caseros que nos va a ayudar a limpiar cualquier metal, incluido también el acero inoxidable. El vinagre es uno de los productos de limpieza caseros que se puede usar prácticamente para todo. De hecho, si lo aplicamos sobre metales oxidados, comprobaremos que el óxido se retira con facilidad después de frotarlo durante unos minutos.

En el caso del acero inoxidable, va a servirnos para eliminar manchas de casi cualquier tipo. Lo mejor es dejarlo unos minutos sobre la mancha para que penetre y pueda reblandecerse y, pasado un tiempo prudencial, empezar a frotar para retirar los restos que puedan quedar.

Si también te interese cómo limpiar el acero inoxidable de los electrodomésticos, puede serte útil este otro artículo de unCOMO sobre Cómo limpiar la nevera de acero inoxidable por fuera.

Cómo limpiar el acero inoxidable manchado - Cómo limpiar el acero inoxidable con vinagre

Cómo limpiar el acero inoxidable con bicarbonato sódico

Por último, el bicarbonato sódico es otro de los remedios caseros que más va a poder ayudarnos a eliminar las manchas del acero inoxidable. Al igual que sucede con el vinagre, funcionará mucho mejor si dejamos la mezcla de agua y bicarbonato actuar unos minutos sobre la mancha. Después, bastará con frotar con un paño o estropajo suave para terminar de eliminar los restos de suciedad.

 

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.