PRENSA ESPAÑOLA: Maduro sabotea la recogida de firmas para el revocatorio

ABC ESPAÑA

Bajo protestas de la oposición y los electores, el Consejo Nacional Electoral (CNE) convocó para el próximo miércoles 26 la recolección de las firmas para activar la solicitud del referendo revocatorio de Nicolás Maduro. La decisión sorprendió porque en menos de una semana y después de que tres organizaciones hicieran formalmente la solicitud para iniciar el proceso, el CNE anunció rápidamente el cronograma, lo que muestra que ya lo tenían preparado. Este es el primer obstáculo del engorroso camino del revocatorio.

La resolución establece que la oposición deberá recoger el 20% de las firmas del padrón electoral de cada estado para manifestar su voluntad de activar el revocatorio. Para ello se habilitarán 1.200 centros de votación en todo el país.

El padrón electoral es de 21 millones de votantes registrados.

El CNE recuerda que si «en esta etapa de recepción» se logra este número de manifestaciones, organizará entonces el Referendo Revocatorio. De lo contrario, «se dará por finalizado el proceso».

Si bien la recepción de manifestaciones no constituye una elección, sino un trámite previo para cumplir con el requisito constitucional de que sea un número representativo de las electoras y los electores quienes activen este medio de participación, el CNE asegurará la transparencia y seguridad de este proceso al mantener garantías como la acreditación de testigos y la realización de auditorías», explicó el ente electoral en un comunicado.

Convocatoria inviable

El polémico cronograma fue decidido sin la aprobación unánime de sus cinco miembros directivos. Solo tres rectores, los chavistas, acordaron los términos del proceso ante el rechazo que manifestaron los dos rectores restantes como Roberto Picón y Enrique Márquez.

En su protesta, el rector Picón consideró de inviable la convocatoria. «No es factible el cronograma de recolección de firmas para el revocatorio», dijo. «Se tendrían que procesar cinco electores por minuto, por 12 horas, en todas las máquinas del país, sin margen de error. Sin tiempo para notificar a la ciudadanía los puntos de recolección, que se definirán entre el sábado y el lunes 23 de enero», explicó Rincón por Twitter.

El presidente interino Juan Guaidó señaló que «la dictadura ni la forma cuida. Se evidencia que son minoría y siguen robándonos el voto». «¿Cuál es el miedo Maduro? Ni unas firmas permites con un CNE secuestrado por ti, estás más débil de lo que cualquiera cree. Temen que Venezuela sea Barinas», añadió Guaidó.

El también presidente de la Asamblea Nacional legítima dijo: «La dictadura le tiene miedo al ejemplo de los barineses. Luego de su derrota en 2015 el régimen y Maduro han secuestrado el derecho al voto del venezolano. El reto es defender la voluntad del pueblo. Seguimos luchando por condiciones para una elección libre y justa».

Por su lado César Pérez Vivas, ex gobernador de Táchira y representante del Movimiento por el Revocatorio (Mover), uno de los tres solicitantes del referéndum, dijo «resulta una bufonada anunciar para el próximo miércoles la apertura de 1.200 centros de recaudación de manifestaciones de voluntad para que 20 millones de ciudadanos puedan ejercer su derecho. Eso es como colocar 1.000 litros de agua en un recipiente de 5 litros».

Nicmer Evans, representante de Mover denunció que el CNE «habilita planillas para testigos en los centros de recolección de manifestaciones de voluntad sin que sepamos los centros ni que seamos notificados formalmente sobre el tema… El chiste se cuenta solo».

Las organizaciones solicitantes van a impugnar el anuncio del CNE para mejorar las condiciones del proceso y poder llevarlo según un cronograma.

FUENTE

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.