¿Quieres un laceado permanente? Conoce los pros y contras de hacerte uno

Fuente: Wapa

El alaciado permanente del cabello es una forma de controlar el frizz, esta es una ventaja que muchas mujeres deseamos, pero qué pasa cuando lo hacemos muy seguido. Descubre un poco sobre los pros y contras de este tratamiento capilar, para que así consideres si verdad quieres realizarlo o no.

En qué consiste el alaciado permanente

Este procedimiento de belleza y estético que se usa desde finales de los años 50. Se creó porque algunos cortes de cabello necesitaban ser completamente lacios. En la actualidad existe alaciado térmico iónico y de queratina.

Ventajas

Entre los pros está que te ahorras tiempo y no necesitas utilizar la plancha todos los días. De esta forma, el daño no será continuo. Tu cabello lucirá brillante, suave y lacio sin que transforme por la humedad o la alta temperatura. Así tu cabellera este lacia podrás manipularla a tu antojo. Te durará casi un año y crecerá con normalidad.

Contras del alisado

Para obtener el resultado deseado deberás estar por lo menos unas cuatro horas en la peluquería. Este proceso químico daña las puntas del cabello. Otro factor en contra es el precio, pues es bastante elevado y deberás retocar las raíces cada medio año. Existen fórmulas que contienen formol, así que podrás cortar tu melena cuando quieras.

Si te gusta cambiar tu look de vez en cuando, opta mejor por las opciones momentáneas. Aplicar los tratamientos permanentes dan el efecto que deseas, pero a la larga van dañando y debilitando tu melena. En caso de que recurras a estos tratamientos, opta por ir siempre con los profesionales. Te costará más, pero al menos estarás segura de que tendrás los resultados que tanto deseas. Es importante que sigas las instrucciones de cuidado para que valga la pena el costo y el daño de tu melena.

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.