Zancadilla al revocatorio Por Luis Longart Guerra

Reporte Confidencial – Zenaida Mercado | El régimen madurista encabezado por una camarilla ineficiente, antidemocrática, corrupta y tramposa le acaba de propinar una alevosa y brutal puñalada a la participación ciudadana establecida en la Constitución Nacional manipulando a su antojo al Consejo Nacional Electoral (CNE) que acaba de aprobar una detestable resolución que evidencia su aborrecible sectarismo al imponer inaceptables condiciones que hacen imposible el proceso revocatorio.

Este CNE actúa como el ministerio de asuntos electorales del régimen conculcando nuestros derechos a la participación política.

No otra cosa se puede esperar de una autocracia tan nefasta que convierte en burla y desprecio a la normativa constitucional. Esta camarilla le tiene terror a la voluntad popular y por ello prefieren, que, ante la falta de reglamentación del revocatorio, volver a la Constitución en un librito inservible objeto de sus incontables abusos y arbitrariedades.

Con poderes públicos secuestrados no hay Estado de Derecho.

Aprobar que este miércoles 26 de enero de 6 am a 6 pm se deben recoger el 20% de las firmas que se requieren para activar el revocatorio es simplemente una descarada burla a la inteligencia nacional que revela el inagotable cinismo de estos señores que desgobiernan el país.

El régimen optó por patear el principio de participación ciudadana establecido como un derecho constitucional. Lo mismo hizo en México con la Mesa de Negociación aduciendo como pretexto la detención de Alex Saab en la Isla de Cabo Verde y su posterior extradición a Estados Unidos para ser sometido a juicio por varios delitos de corrupción.
Vistas estas circunstancias de la nueva artimaña madurista que como demócratas deploramos y condenamos la camarilla gobernante buscó la vía de la sobrevivencia, de mantenerse en el poder como sea, valiéndose de todos los recursos legales e ilegales, aun a costa de la salud y vida de la inmensa mayoría de los venezolanos.

El otro mensaje que quieren dejar los autores de esta resolución y sus mandantes del Palacio de Miraflores es que ellos pueden hacer lo que le venga en gana, como quieran y cuando quieran y como lo han dicho muchas veces, “ni con votos, ni con balas” volverá a gobernar la oposición democrática. Es decir, no pierden ninguna oportunidad para dejar sentado su carácter autocrático y ajeno a los principios y valores democráticos.

Afortunadamente, aquí hay una mayoría determinante que quiere cambio político. Existen instituciones que jamás serán doblegadas y que ningún despotismo lograra derrotar las ansias de libertad, justicia y democracia del pueblo venezolano.

Vendrán nuevos retos y desafíos. El principal es conquistar una vía en la que confluyan todos los sectores que aspiran un cambio político para alcanzar un proceso electoral democrático, competitivo y constitucional. La Unidad es un elemento insustituible para conquistar el cambio democrático.

Otro de los aspectos es la escogencia de un método para la escogencia de candidatos. Lo más sano y recomendable es acudir a las elecciones primarias. Si vamos a escoger un candidato presidencial que sea aquel líder que respalde y apoye la mayoría de nuestro pueblo.

Igualmente, los partidos políticos e instituciones deben renovarse, sacudirse el yugo ilegal y manipulador del CNE y elegir sus autoridades y asimismo en Universidades y colegios profesionales, que ha sido utilizado como chantaje para socavar las instituciones del país.

Lejos de rendirnos, estos atropellos lo que hacen es macerar y amalgamar nuestra férrea voluntad de lucha, porque la camarilla gobernante más temprano que tarde, tendrá que abandonar el poder, ya que su ciclo histórico luce desgastado y agotado y porque han llevado al país al desastre y a la ruina. Gente así no merece la confianza nacional.
A 64 años del 23 de enero de 1958 los venezolanos debemos ratificar nuestra indeclinable voluntad y vocación democrática que tiene en esa fecha histórica un ejemplo permanente de la lucha por la libertad, el progreso y la dignidad nacional.

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.