#España | Cómo limpiar una funda de móvil transparente

Una de las primeras obligaciones que tenemos, por llamarla de alguna forma, cuando compramos un nuevo teléfono, es buscarle una funda que ayude a protegerlo en caso de sufrir golpes o caídas. Sabemos que muchas veces eso atenta contra la parte estética del dispositivo, y que nos gustaría mostrarlo un poco más, pero debemos saber limpiar una funda de móvil transparente.

Y hacemos hincapié en ello por dos motivos, siendo el primero de estos que las fundas transparentes suelen resultar las que más y mejor protegen los smartphones y, en segundo lugar, que con el uso diario comienzan a amarillearse. Un problema común pero que, por suerte, tiene solución.

De hecho, durante años las personas han estado buscando alguna fórmula o truco para limpiar fundas de móviles transparentes que se vuelven amarilla, y si bien hay infinidad de tutoriales publicados en Internet, son muy pocos los que realmente sirven de cara a este objetivo.

¿Qué se necesita para limpiar una funda de móvil transparente?

En efecto, para limpiar una funda de móvil amarilla necesitas una serie de elementos muy comunes. Nos atrevemos a decir que la mayoría de ellos los tendrás en casa, y eso supone toda una ventaja, porque no tendrás que salir ni gastar dinero en nuevos productos para tener el resultado ideal.

Entonces, tendrás que buscar un cepillo de dientes que ya no uses, pasta de dientes o dentífrico, jabón de lavavajillas, bicarbonato de sodio, vinagre blanco y un poco de agua caliente. Es todo.

Con la funda en la mano, le aplicamos tanto la pasta de dientes como el jabón, cepillando con fuerza sobre la superficie durante varios minutos, intentando alcanzar absolutamente todos sus rincones, pero con especial énfasis en las zonas que se ven más amarillas, donde más hace falta limpiar.

Al cabo de ese tiempo, la colocas en un recipiente varias veces más grande, cubriéndola con un poco de bicarbonato y, por encima de éste, vinagre, lo que creará una especie de espuma blanca. Acto seguido, tienes que echarle agua caliente hasta “ahogar” la funda, sin perder la espuma.

Y aquí está el secreto que muchos pierden de vista, cuando echan a perder todo el esfuerzo previo. Tienes que dejar la funda sumergida durante 24 horas en esa mezcla de bicarbonato y vinagre, junto con el agua caliente, para permitir que los fluidos hagan efecto sobre la funda.

Pasado ese día completo, puedes retirarla y lavarla con abundante agua caliente antes de usarla.

Por: Ok Diario
Autor: OKDIARIO
Fecha de publicación: 2022-01-26 16:00:21
Fuente

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.