Tips naturales para sellar las puntas abiertas del cabello

Fuente: Mejor con salud

1. Champú de huevo para sellar las puntas abiertas

Las mejores mascarillas de huevo para el cabello

Para comenzar, debes saber que el huevo contiene proteínas y otros nutrientes que fortalecen el pelo mientras aceleran su reparación. Su combinación con un poco de romero nos da como resultado un increíble tratamiento para restaurar las puntas y recuperar el brillo.

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 3 cucharadas de romero fresco (30 g)
  • 1 litro de agua

¿Cómo prepararlo?

  • Incorpora el romero fresco en un litro de agua hirviendo y déjalo reposar.
  • Cuando esté frío, pásalo por un colador y mezcla el líquido con el huevo batido.
  • Aplícalo como tu champú habitual, y almacena el sobrante para usarlo el resto de semana.

2. Mascarilla de papaya

La papaya no solo destaca por su delicioso sabor, sino también se trata de una fruta estupenda para hidratar el cabello y nutrirlo desde la raíz hasta las puntas. Su rico contenido en beta-caroteno, la convierte en un ingrediente excelente para combatir la sequedad del cabello, reparar las partes dañadas y aportar a nuestro cabello sobre todo muchísima fuerza y brillo.

Ingredientes

  • 1 rodaja de papaya
  • ¼ de taza de yogur natural (50 g)
  • 1 cucharada de aceite de almendras (15 g)
  • 1 gorro de ducha

¿Cómo prepararlo?

  • Tritura la rodaja de papaya con la ayuda de un tenedor y mézclala con el yogur natural y el aceite de almendras.
  • Tras obtener una crema espesa, aplícala por todas las puntas dañadas y el resto del cabello.
  • Cubre con un gorro para ducha y déjalo actuar una hora.
  • Lava el cabello y repite su uso tres veces a la semana.

3. Crema de aguacate y huevo

Mascarilla de banana y aguacate

Los ácidos grasos que contiene el aguacate se utilizan en muchos tratamientos para revitalizar el cabello maltratado. En este caso proponemos combinarlo con huevo y aceite de oliva para potenciar sus beneficios en la reparación de las puntas.

Ingredientes

  • 1 aguacate
  • 1 clara de huevo
  • 14 g cucharada de aceite de oliva (1 cucharada)

¿Cómo prepararlo?

  • Extrae la pulpa de un aguacate maduro y tritúralo hasta conseguir un puré espeso.
  • Agrégale la clara de huevo y una cucharada de aceite de oliva.
  • Déjala actuar durante 30 o 40 minutos y enjuaga.
  • Úsala todos los días o mínimo tres veces a la semana.

4. Tónico de cerveza

Muchos no imaginan que la cerveza es uno de los mejores tratamientos alternativos para potenciar la belleza del cabello. Su aplicación consigue suavizar y regenerar la estructura del pelo para disminuir esas molestas puntas abiertas que lo hacen lucir mal.

Ingredientes

  • ¼ de taza de cerveza (62 ml)
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana (20 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Mezcla el vinagre de manzana con la cerveza y aplícalo por todo el pelo.
  • Deja que actúe por 40 minutos y enjuaga con abundante champú.
  • Puedes usarla una o dos veces a la semana.

5. Acondicionador de aceite de oliva y vinagre

Hidratante de aceite de oliva

El aceite de oliva es una grasa natural que combate la resequedad y el quiebre del cabello. En este caso lo combinaremos con un poco de vinagre de manzana para conseguir un interesante acondicionador casero.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva (28 g)
  • 1 cucharada de vinagre de manzana (10 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Mezcla los dos ingredientes y calentarlos un poco, sin que superen una temperatura soportable para el pelo.
  • Aplícate el producto sobre las puntas y déjalo actuar por 30 minutos.
  • Enjuaga con tu champú habitual y repite su uso todos los días.

6. Aceite de argán

Este aceite también es conocido como «oro líquido» debido a su riqueza en nutrientes. Contiene vitamina E, ácidos grasos y polifenoles que protegen el pelo contra los rayos UV del sol y las toxinas del ambiente.

Su aplicación retiene la humedad, refuerza las raíces y acelera la recuperación de las puntas dañadas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de argán (30 g)
  • Papel film

¿Cómo prepararlo?

  • Masajea las puntas abiertas con un poco de aceite de argán y envuélvelas en papel film.
  • Déjalo actuar por 30 minutos y enjuaga.
  • Úsalo tres veces a la semana para lograr buenos resultados.

Sea cual sea el tratamiento que elijas para reparar tus puntas abiertas, ten en cuenta que los efectos no se obtienen con una sola aplicación. Su uso debe ser continuo y hay que ser pacientes para notar los cambios.

 

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.