Comunicado | Guaidó a Biden: Sin democracia financian una dictadura

En un comunicado el Presidente Interino de Venezuela Juan Guaidó, le advierte a su homologo Joe Biden que avanzar en conversaciones con Maduro sin garantizar el restablecimiento de la democracia en Venezuela, es ayudar financieramente a una dictadura acusada de crímenes de lesa humanidad.

La oposición venezolana pidió este miércoles condicionar cualquier acuerdo energético con el gobierno de Nicolás Maduro a «avances reales hacia la transición a la democracia», luego de que una delegación estadounidense se reuniera con el mandatario chavista para abordar este tema, sensible tras la invasión rusa a Ucrania.

Avances reales

«Todo levantamiento de sanciones debe estar condicionado a avances reales hacia la transición a la democracia y la libertad de Venezuela«, escribió en un comunicado el despacho de Juan Guaidó, dirigente opositor a quien Washington reconoce como presidente encargado tras desconocer la reelección de Maduro en 2018.

El Gobierno encargado también destacó la necesidad de un acuerdo para alcanzar soluciones a la crisis que agobia  a la nación  y de esa manera «volver a ser un país que impacte positivamente a la región y al mundo».

Tras las conversaciones realizadas entre el Presidente (E) Juan Guaidó y la delegación de los EE.UU. que visitó Venezuela, así como el próximo reinicio del proceso de negociación en México, el Gobierno Encargado comunica lo siguiente:

Comunicado

1. Reiteramos nuestra disposición, que ha sido permanente y pública, para retomar el proceso de negociación en México cuanto antes, para lograr elecciones presidenciales y parlamentarias libres y garantía para todos los sectores. Venezuela necesita un acuerdo urgente que permita lograr soluciones a la crisis y volver a ser un país que impacte positivamente a la región y al mundo.

2. Agradecemos al Gobierno de los EEUU el respaldo que ha dado al pueblo de Venezuela, al Gobierno Encargado, la Asamblea Nacional y a la Plataforma Unitaria, en su insistente labor por lograr una solución al conflicto de Venezuela a través de un proceso de negociación con garantías, que hoy es más urgente que nunca, en medio de este grave conflicto global. Los asumimos y reconocemos como el principal aliado internacional de nuestra lucha, y como tal tenemos el deber de luchar en conjunto por la libertad.

3. Ratificamos al mundo y al pueblo de Venezuela nuestra posición, que fue transmitida a la delegación del Gobierno de los EEUU que visitó nuestro país: todo levantamiento de sanciones debe estar condicionado a avances reales hacia la transición a la democracia y la libertad de Venezuela, y tiene que traducirse en soluciones directas para la vida de los venezolanos. El levantamiento de cualquier medida de presión, si no está orientado a la democratización, solo fortalecería al autoritarismo que hoy amenaza al mundo.

Garantías democráticas

4. Solo una Venezuela con garantías democráticas, institucionales y de transparencia puede ser un proveedor energético confiable y eficiente para el mundo. De lo contrario, no solo la corrupción, ineficiencia y estado actual de nuestra Industria petrolera lo hará inviable, sino que se estaría financiando y fortaleciendo a una dictadura acusada de crímenes de lesa humanidad y que ha generado el desplazamiento de más de 6 millones de refugiados denunciado tanto por la ONU, como por la CPI, y solicitada por el Departamento de justicia de los EEUU por financiamiento al narcotráfico y terrorismo.

5. Recibimos con beneplácito la noticia de la liberación de los dos rehenes norteamericanos que se encontraban secuestrados en territorio venezolano. Tanto estas dos personas, como más de 200 presos políticos civiles y militares que permanecen en las cárceles del país no deben pasar ni un minuto más lejos de sus familias. Solo en un país verdaderamente libre y democrático podremos garantizar que no haya ni un solo preso por motivos políticos.

En Venezuela, Nicaragua, Cuba y Bielorrusia, la fuerza del Estado ha sido secuestrada y está puesta al servicio del enemigo común. Hoy el mundo libre tiene la responsabilidad histórica de luchar contra el autoritarismo global para que la democracia prevalezca. Desde el Gobierno encargado y la Asamblea Nacional haremos todo lo necesario para lograrlo. Contamos con el compromiso firme de los EEUU para lograrlo: la vida de millones de personas depende de esto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.