Dirigentes en el exilio podrán postularse a elecciones internas de VP

En Voluntad Popular, la Comisión de Revisión, Reorganización y Relegitimación está presidida por el excandidato a la Gobernación de Barinas Freddy Superlano. El dirigente, en entrevista con TalCual, indica que para junio esperan renovar las direcciones nacional, regional y municipal.  Cuestiona que los activistas que han desertado de VP se vayan en medio del proceso de remozamiento y añade que  la gran mayoría de esos liderazgos terminan yéndose a partidos de la Plataforma Unitaria


Desde noviembre de 2021, el rol Freddy Superlano dentro de Voluntad Popular (VP) tuvo un giro. El 29 de noviembre del año pasado, la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) reconoció que, aunque faltaban tres actas de la votación del 21 de noviembre por totalizar, las proyecciones daban a Superlano como ganador de la Gobernación de Barinas por encima de Argenis Chávez, mandatario en ejercicio del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Sin embargo, una inhabilitación sobrevenida impidió que Superlano se postulara para la repetición de los comicios en los que, el 9 de enero, la oposición derrotó al chavismo con el candidato Sergio Garrido.

Tras esto, a Freddy Superlano se le encomendó presidir la Comisión de Revisión, Reorganización y Relegitimación de Voluntad Popular, partido por el que había resultado electo en 2015 como diputado a la Asamblea Nacional.

Esta asignación partidista hasta ahora lo ha llevado a recorrer 22 de los estados del país, gira que tiene como destino último Guárico y Nueva Esparta. En este ámbito, el trabajo es arduo en medio de una organización política que ha vivido de forma recurrente el peso de la persecución desde el gobierno de Nicolás Maduro.

Nuestro hermano @freddysuperlano será el encargado de coordinar y liderar la Comisión de Revisión, Reorganización y Relegitimación de Voluntad Popular. #VPseRenueva pic.twitter.com/u7YrHbrXNc

— Voluntad Popular (@VoluntadPopular) January 30, 2022

De hecho, en entrevista con TalCual Superlano enfatiza que la mayoría de los miembros de la dirección nacional de VP está fuera del país, situación que, admite, ha tenido impacto dentro del funcionamiento del partido.

Este 30 de marzo, el ala de Voluntad Popular a la que el TSJ entregó el partido, realizó su encuentro federal de activistas (EFA) «para lograr una hoja de ruta y lograr su meta de elecciones internas». En el evento, el exalcalde Daniel Ceballos atribuyo a este sector del partido haber impedido la ilegalización de la organización.

Leopoldo López, fundador de Voluntad Popular, quien vive en el exilio en Madrid desde octubre de 2020, compartió prisión con Daniel Ceballos. En 2017, la «oposición democrática» ganó colectivamente el Premio Sajarov a la Libertad de Conciencia, pero López y Ceballos fueron mencionados explícitamente en el reconocimiento.

En julio de 2021, la dirigencia regional de VP solicitó la expulsión de Ceballos de la organización por haberse postulado como precandidato a las elecciones de la Gobernación de Táchira, intento que declinó.

De víctima de la dictadura… a cómplice de los criminales de lesa humanidad: hoy Daniel Ceballos ha oficializado su papel como traidor y alacrán.

Que nadie se confunda: ni él ni los demás alacranes son de @voluntadpopular.#CeballosTraidorAlacrán pic.twitter.com/CnmTfyi6oa

— Voluntad Popular (@VoluntadPopular) March 30, 2022

—¿Cómo avanza el proceso de relegitimación de Voluntad Popular?

—Hemos recorrido 22 estados. Esta gira está enmarcada en un proceso que aprobamos, a mediados del mes de enero, y que ya está en fase de una comisión técnica, en el proceso de levantamiento de información, todo lo que tiene que ver con la data de quienes van a poder votar en los eventos del mes de mayo. Nuestro proceso se va a dividir en tres momentos: municipales, regionales y nacionales. Los municipales y regionales deberían estarse realizando entre mediados y finales de mayo, y nacionalmente en el mes de junio. Es probable que, por elementos técnicos, esto pueda, inclusive, extenderse por dos semanas más. Es decir, sería entre junio y julio. Estamos legitimando el partido en 335 municipios y 24 equipos regionales, además de la dirección nacional que también participa en ese proceso.

Unidad, organización y movilización es nuestra base para derrotar a la dictadura que no puede detener el cambio que hoy tanto necesita el país. Son ellos los que están escondidos en cuatro paredes y nosotros en las calles organizados. #SeguimosOrganizándonos

— Voluntad Popular (@VoluntadPopular) March 29, 2022

—¿Qué alcance tendrá el proceso interno?

—Vamos a escoger toda la dirección política de Voluntad Popular, desde el representante de un municipio hasta el responsable del país. La particularidad que tiene este proceso es que las personas que están por condición de persecución, que han estado fuera del país, pueden participar también dentro de las elecciones. En el caso de las regiones, las elecciones van a ser en asambleas, en días específicos que se van a convocar, en esas asambleas de legitimación se someterá a escrutinios a las personas que estén aspirando a los cargos de dirección del partido.

—¿Quiénes están fuera del país pueden aspirar a puestos dentro de la dirección nacional?

—Sí, claro. Pueden ir en una de las planchas, de las listas. La verdad es que es una buena pregunta porque ciertamente nuestra dirección nacional, en su mayoría, está afuera. De los que fueron electos, por primera vez, el único que está en el país, y que fue electo principal en aquel entonces fue Rafael Veloz, del resto todos están fuera: Leopoldo López, Carlos Vecchio, David Smolansky, Freddy Guevara, Lester Toledo, Roberto Marrero,  y pare usted de contar. Los últimos que estaban, que eran Emilio Graterón y Roland Carreño, uno está (asilado) en una embajada y el otro en la cárcel.

—140 activistas de VP han renunciado entre febrero y marzo. Señalan irrespeto institucional y ausencia de democracia interna. ¿Cuál es la situación con esta gente que ha desertado?

—Son diatribas de vieja data, yo las he venido conociendo. Como se sabe, yo soy dirigente regional hasta hace poco, tengo entendido que son disputas internas que había. Casualmente, ellos tenían previsto irse desde el año pasado, pero decidieron hacerlo ahora y desconozco las razones. Pero se van ahora, justo cuando se abre un proceso de relegitimación interna. Con la última renuncia, no dicen que 19 personas desmienten, a través de un documento, que no se van. Pero siempre en estas situaciones hay un piquete también.

En 2020, en Barinas, dijeron que se iban 400 personas y eran 16. Estos procesos son normales, pero como es Voluntad Popular se le da mucho más volumen, y lo otro es la gran mayoría de estos personajes, liderazgos, como se les quiera llamar, terminan yéndose a partidos de la oposición, a la Plataforma Unitaria. Esto dentro de lo malo es lo positivo. Al final del día, se debe reconocer que uno no quiere que se vaya nadie, a menos que se trate de alguien que hace daño.

Es lamentable que se vayan en medio de un proceso interno en el que podrían asumir posiciones.

—¿En qué se basa la organización de los activistas?

—Lo primero que se hace es estructurar, tenemos que estructurar nuestro equipo político en municipios y parroquias. Es un proceso que iniciamos el año pasado, pero que no hemos terminado, para tener presencia en toda la geografía nacional y en los 14 mil centros de votación que hay en el país a través de nuestras redes populares. Ese proceso de organización que pudimos realizar en Barinas es parte de lo que nos dio a nosotros resultados, y no solamente ahora. En 2017 fuimos a unas elecciones primarias donde todos los partidos de oposición en una plataforma iban contra Voluntad Popular y fuimos capaces de ganarles, pero no fuimos capaces de ganarle al PSUV después, cosa que nos llevó a profundizar ese proceso organizativo y los resultados han sido positivos.

Eso queremos hacerlo ahora también en el país, profundizamos el proceso organizativo, las estructuras, el tema de formación, comunicacional a toda la geografía del país. Es un tema bien complicado, por eso estamos en ese proceso organizativo, estamos en pleno desarrollo de nuestra elección interna y estamos también, en paralelo, con la parte organizativa.

—Ustedes han dicho que en ese proceso organizativo de VP participan factores que, en algún momento, apoyaron al oficialismo.

—Hemos incorporado gente que, en el pasado, estuvo con el oficialismo y hoy en día está con nosotros. Hace tres semanas incorporamos a más de 100 dirigentes que venían del PSUV; en el Zulia se incorporaron unos concejales que venían del PSUV y así hemos ido porque creemos que forma parte de la ecuación para poder ganar una elección al oficialismo, incorporar a su propia gente, a los que alguna vez los acompañaron. Entonces, estamos en eso también, estamos puertas abiertas en varias partes del país.

—Dentro de la revisión interna de VP, ¿se atenderá el proceso ideológico?

—En paralelo haremos un Congreso Nacional de Ideas que tiene que ver con el tema ideológico, el tema país. Para que no sea una situación vacía, para que también tenga contenido. Al frente de ese congreso está Cipriano Heredia, Yon Goichoechea, y Julio Castillo, entre otros.

Lea también: Plataforma Unitaria diseña reglamento que blinde bases y participación en primarias

 —¿Cuántos militantes tiene VP?

—El registro sin actualizar habla de cerca de 60 mil militantes; pero hay información que no se había puesto en el sistema. También hubo intento de hackeo.

—La Plataforma Unitaria prepara reglamento para primarias. ¿VP va a presentar candidato en una eventual elección primaria?

-Estamos haciendo planteamientos en cuanto a cómo se debe seleccionar el candidato de los factores de oposición en las primarias y los distintos mecanismos. Lo que pasó en Barinas también da elementos para la toma de decisiones. No es solamente hacer unas primarias, hay que establecer mecanismos sobre distintos escenarios. ¿Qué pasa si el que gana en las primarias lo inhabilitan? ¿Por qué no ir a unas elecciones primarias de primera y segunda vuelta?

¿Cómo ir a un proceso de elección como esta que no signifique que nosotros terminamos más divididos cuando lo que queremos es más unificación? Ese proceso en este momento nadie discute de que tengamos o no primarias, solo hay que establecer mecanismos para la toma de decisiones más allá de eso. Adelantarnos a la manera cómo podría accionar la dictadura.

—De la experiencia de Barinas, ¿qué elementos deben tomarse de cara a la próxima elección presidencial?

—Además del tema organizativo y presencia de los cuadros en todas las mesas, es importante la unificación de propósito que es unas de las cosas que cuesta construir, la percepción unitaria, el mensaje. En Barinas construimos un mensaje que incluía a los factores del oficialismo que los habían apoyado en el pasado (al PSUV). Esos elementos hay que construirlos también de cara a una elección nacional, siempre es más importante el mensaje que el candidato.

Urgente ! Bruce Willis enfermó anuncia su retiro

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.