Chile azotada por el “Tren de Aragua”

Desde territorio venezolano, llegaron hasta Colombia y Ecuador. En la frontera de ambos países, se enfrentaron a disidentes de las FARC, apoderándose del negocio de tráfico ilegal de migrantes.

Apóyanos Compartiendo :

Una exhaustiva investigación ha llevado a cabo la Policía de Investigaciones a una peligrosa banda venezolana que se instaló recientemente en Chile, conocida como el “Tren de Aragua”. Esta organización que se dedica a los secuestros extorsivos, trata de personas y robos, ha sembrado el terror en nuestro país, desde norte a sur.

Esta peligrosa banda se hizo presente en la región de Tarapacá, donde los asesinatos y secuestros aumentaron de forma explosiva. Así lo afirma la fiscal Paola Apablaza, señalando que “en el 2020 tuvimos 19 homicidios y ya en 2021, se disparó la cifra. Llegamos a un total de 51”.

Todos los ilícitos que se han cometido están comandados desde el estado de Aragua, Venezuela. Su centro de operaciones está al interior de la cárcel de Tocorón, donde está preso su máximo líder Héctor Rusthenford Guerrero Flores, apodados el “Niño Guerrero”.

En Valparaíso también tienen territorio, encargándose de la venta de droga en la ciudad costera. Se jactan de tener a “Viña tomado”, “tenemos tomado la clientela chilena” y que “aquí nadie vende litros, solo nosotros”. Esas son las palabras de Carlos González Vaca, de 33 años, apodado “El Estrella”, otro de los principales soldados del “Tren de Aragua” y nexo directo con el mandamás de la organización.

“Llevaba una vida común y corriente y vivía en un barrio común en Quilpué, los vecinos lo veían como un sujeto más, que salía con su perro a pasear todos los días, pero si este sujeto cuando impartía sus instrucciones era bastante violento”, detalla el subprefecto Marcelo Soto Garay, jefe de Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado (Brianco) Iquique.

Junto al “Satanás” eran los protagonistas en brutales secuestros y asesinatos, destacándose por su frialdad e indiferencia para deshacerse de aquellos que “amenacen” su territorio y negocio.

“El Satanás”:

Uno de los cabecillas de esta organización se llama David Landaeta Glandiotti, tiene apenas 24 años y es conocido como el “Satanás”, debido a su frialdad para cometer asesinatos. Esto lo llevó a ser uno de los principales sicarios de la organización.

David entró ilegalmente a territorio chileno junto a otros integrantes. Pese a que fue detenido en Perú en 2019, acusado de homicidio e intento de asesinato a un policía, logró escaparse. Refugiado en Perú, posteriormente en Bolivia, aprovechó la crisis migratoria para abrirse paso a Chile. Enmarrocado de pies y manos, detuvieron en Chile, alias “Satanás”, un temido delincuente integrante de la banda criminal “El tren de Aragua”.

El sujeto era buscado por la justicia peruana por haber intentado asesinar a un agente de la Policía Nacional del Perú (PNP) en el 2019.

El último viernes 25 de marzo, Hernán David Landaeta Garlotti conocido en el mundo del hampa como “Satanás” fue capturado en un mega operativo, donde desarticularon a siete integrantes de “Tren de Aragua” en Chile.

Según la ficha de Interpol, alias “Satanás” era buscado internacionalmente por intentar asesinar a balazos a un efectivo policial peruano, quien se enfrentó al delincuente frustrando un robo en julio de 2019.

En aquella ocasión fue detenido, pero a pesar de las pruebas y sus antecedentes en Venezuela, su país de origen, no se le impuso la prisión preventiva de nueve meses y fue liberado por las autoridades peruanas bajo un mandato de comparecencia restringida, que no impidió que fugue a Chile, donde continuó delinquiendo.

La detención se logró por un trabajo articulado de la Policía Nacional del Perú (PNP) con sus pares chilenos.

Hernán Landaeta se encuentra detenido en Chile con un mandato de 18 meses de prisión preventiva, por ello las autoridades judiciales peruanas ya iniciaron el trámite de extradición.

Recorrido por Latinoamérica:

Desde territorio venezolano, llegaron hasta Colombia y Ecuador. En la frontera de ambos países, se enfrentaron a disidentes de las FARC, apoderándose del negocio de tráfico ilegal de migrantes. Luego, siguieron por Perú, haciéndose notar con asesinatos y violentos robos en barrios acomodados de Lima.

Fue en ese mismo estado que, el alcalde de Independencia, Lima, José Pando, mandó a cerrar seis prostíbulos comandados por el “Tren de Aragua”. Aquello le valió de amenazas de muerte e incluso amedrentando a sus trabajadores.

El ex ministro del interior de Perú, Rubén Vargas, señala que es “una estructura criminal que va avanzando como una mancha de petróleo. Nosotros los tenemos en toda la franja costera. Ahora último en Lima con mucho mayor fuerza en este tema de la trata de personas con fines de explotación sexual. En el sicariato, el asesinato por encargo y en los delitos menores pero cometidos con extrema crueldad.

Finalmente, se instalaron en el norte de Chile y no conforme con ello, también instalaron su poderío en ciudades como Viña del Mar, Valparaíso, Quilpué y más el sur en Puerto Montt y Temuco, donde obligan a mujeres a prostituirse. De negarse, amenazas a sus familias de muerte.

Detención:

Finalmente, la PDI logró la detención del “Satanás” y “El Estrella”, dando un duro golpe al “Tren de Aragua” en Chile. Tras diez meses de investigación, se llevó a cabo una detención “simultánea”, la cual fue meticulosamente planeada con el fin de resguardar la seguridad de los policías.

El prefecto Rodrigo Fuentes, jefe brianco zona norte, indicó que “lo ideal era realizar operaciones simultáneas y detenerlos a todos. Detenerlos también en condiciones que nos permitiera asegurar su integridad, la integridad de ellos obviamente y por sobre todo también preservar el resguardo de nuestros funcionarios”.

Fueron 15 integrantes de esta organización criminal que fueron formalizados en nuestro país, sin embargo, las autoridades policiales no descartan que hayan más involucrados.

¿Qué pasó?:

La mañana de este jueves la Policía de Investigaciones informó el desbaratamiento de una organización criminal transnacional compuesta exclusivamente por venezolanos, dedicada al delito de trata de personas con fines de explotación sexual y que está ligada al “Tren de Aragua”.

¿Qué dijo la PDI?:

Al respecto, el subdirector de Inteligencia, Crimen Organizado y Seguridad Migratoria, prefecto general José Ortiz, señaló que se trató de una investigación de seis meses, la cual permitió capturar a los seis líderes de la banda. “No solamente el tráfico de drogas está ligado a esto, sino que varios delitos que subsidiariamente contribuyen al enriquecimiento ilícito y a cuyas cúpulas o directivos, que están organizados piramidalmente en una estructura jerárquica en otro país, en este caso Venezuela, contribuye desde esta región de la macrozona sur en el delito de trata de personas”, comentó el detective.

En esa línea, indicó que “la PDI ha hecho un trabajo de investigación robusta que nos ha permitido capturar a los cinco líderes de esta banda que contribuyen al crimen organizado y que se conoce como el “Tren de Aragua”. Asimismo, dijo que los detenidos fueron puestos a disposición de la justicia para ser formalizados.

Además, señaló que se realizó una diligencia que permitió la detención en Tarapacá del “directivo, al hombre de confianza de quien lidera esta organización criminal desde Venezuela”.

¿Qué es el “Tren de Aragua”?:

Sicariato, secuestros, robos, narcotráfico y tráfico de personas son parte de las actividades criminales del llamado “Tren de Aragua”, una banda internacional de origen venezolano que estaría operando en Chile y que se relacionaría con la crisis e ingreso irregular de migrantes registrado en el último tiempo al país.

Son altamente peligrosos, muestran su poder de fuego en redes sociales y su objetivo es multiplicar sus crímenes por todo Sudamérica. Según las agencias internacionales, unos 3 mil miembros formaría parte del denominado “Tren de Aragua” cometiendo una serie de brutales crímenes en Colombia, Brasil, Ecuador y Perú.

“No son grupos demasiado sofisticados, han venido ganando sofisticación en la medida en que se relacionan con otros grupos, a medida que cooperan con otras bandas criminales, incluso a nivel Latinoamericano, pero compensan un poco lo tosco que pueden ser con muchísima violencia”, explica Víctor Mijares, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Los Andes de Colombia.

En Latinoamérica son conocidos como una de las organizaciones más violentas y temidas, realizando asesinatos, extorsión a otras personas para cometer delitos “en su nombre” y ajustes de cuenta con bandas rivales con las que se disputan el control del tráfico de migrantes por la región.

Precisamente, a través de la crisis de migración irregular es que esta organización habría puesto sus tentáculos en Chile.

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.