Cicpc reitera que son seis los funcionarios investigados por homicidio de Daniel Lezama

Caracas.- El director general del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Douglas Rico, reiteró la noche de este lunes, 11 de abril, que son seis los funcionarios de este organismo policial los investigados por el homicidio del joven Daniel Alejandro Lezama Ramírez (22 años), ocurrido el pasado jueves 7 abril en el restaurante Tiago de Tío Pedro, de Carúpano, municipio Bermúdez del estado Sucre.

Las declaraciones del jefe policial no concuerdan con el anuncio hecho el domingo 10 de abril por el fiscal general designado por el gobierno de Nicolás Maduro, Tarek William Saab, quien en su cuenta de Twitter informó que el Ministerio Público imputó por el crimen solo a cinco de los seis Cicpc presuntamente involucrados.

Los cinco funcionarios, que según el anuncio del fiscal general fueron imputados el sábado 9, son William Belisario, Cristender González, Julio Isava, Yoel Colmenares y Maikel Malaver, quienes enfrentan cargos por los delitos de homicidio calificado con alevosía y motivos fútiles, uso indebido de arma de fuego y simulación de hecho punible.

Aún no se ha hecho público cuál de ellos es la persona que aparece en el video accionando el arma contra Lezama, cuando el joven se sentó en una mesa del restaurante y quiso sacar su portachequera. La publicación de Saab deja por fuera al inspector jefe Jorge Luis Duggarte Rodríguez, que sí es mencionado por Monitor de Víctimas como otro de los que supuestamente actuó en el hecho.

Esta contrariedad ha generado incertidumbre e inconformidad entre los familiares y allegados al joven asesinado a tiros, quienes, por segundo día consecutivo, este martes 12, acudieron a la sede del Ministerio Público en Cumaná para exigir que se realice una investigación que permita esclarecer los hechos y que se le haga justicia a Daniel Alejandro Lezama.

«Quiero informar de la muerte lamentable del joven Daniel Lezama, de 22 años, quien pierde la vida en Carúpano, estado Sucre, por la acción de un funcionario del Cicpc, quien se encontraba acompañado de cinco funcionarios más», expresó Rico en el inicio de un video publicado en su redes sociales, con el que se pronuncia por primera vez sobre el caso que conmocionó al país.

Rico aseguró que el mismo jueves, cuando tuvo conocimiento del hecho y después de haber visto el video de seguridad del establecimiento donde quedó captado el momento del homicidio, ordenó al jefe del Cicpc del estado Sucre «proceder a todos los mecanismos legales y profesionales para que el caso no quede impune«.

Acción cobarde

El director del Cicpc calificó el crimen como una forma cobarde de causarle la muerte al joven y dijo que se trató de una mala praxis policial. Además señaló que coordinó acciones con el Ministerio Público para avanzar en las averiguaciones.

«Lo segundo fue llamar al fiscal general para que comisionara un fiscal y se encargara de las investigaciones donde perdiera la vida este joven de manera lamentable y por malapraxis policial (…) principalmente yo como director no voy a permitir ningún tipo de malapraxis policial. Nosotros debemos garantizar la vida a las personas, no quitársela», escribió el funcionario.

Asimismo, Rico confirmó que Lezama no tenía registros policiales ni antecedentes. «Nosotros no vamos a permitir ningún tipo de desviaciones. Estoy dando la cara, y no lo había hecho antes por razones obvias. Estaba esperando que el Ministerio Público concluyera la primera fase de esta investigación para no inmiscuirnos», apuntó el director general del Cicpc.

Exigen justicia

Durante la mañana del lunes 11, Anayris Ramírez, madre del joven y otros familiares, estuvieron reunidos con los fiscales designados para la investigación de la causa. «Como madre venezolana exijo justicia  para el joven Daniel Alejandro Lezama Ramírez. Era un joven con un futuro por delante y le quitaron la vida de la manera más cruel que pueda existir», dijo Ramírez a los medios locales durante una protesta pacífica a las afueras del Ministerio Público.

Por su parte, Jhonny Ramírez, tío de la víctima, aseguró que las autoridades pretendían simular un hecho punible, «que no ocurrió en ningún momento», y con ello poner en duda el comportamiento de su sobrino.

«Los familiares pedimos a las autoridades que profundicen las investigaciones para que este delito no quede impune. Se le quitó la vida a un joven venezolano, trabajador, decente. Además de que lo mataron, quieren apuntar y poner en duda su moralidad, su buen comportamiento (…).

Los funcionarios del Cicpc mataron a este joven malamente», expresó el pariente en un video difundido por la Fundación de Derechos Humanos de Anzoátegui.

Fuente

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.