Táchira | Murió ahogado estudiante de la ULA en el río Doradas

Un estudiante de la Universidad de los Andes, núcleo Táchira, falleció ahogado este Jueves Santo, 14 de abril, en aguas del río Doradas, jurisdicción del municipio Fernández Feo, zona sur del Táchira.

Como Jefer Sánchez Meza, de 19 años de edad, fue identificado por las autoridades. Según se pudo establecer, vivía en la calle principal del sector Lomas Blancas de Cordero, capital del municipio Andrés Bello del estado Táchira.

Trascendió que ese día, junto con un grupo de amigos, se dirigió al afluente hídrico con el propósito de disfrutar del asueto de Semana Santa, cuando, por razones que se investigan, habría sido arrastrado por las torrenciales aguas, para posteriormente morir por inmersión.

Al cabo de un rato, y al no notar su presencia, sus acompañantes iniciaron su búsqueda. Pescadores del sector, de los llamados “baquianos”, por conocer el citado río, lo hallaron sin signos vitales, de modo que lo rescataron y lo trasladaron a la cancha de voleibol de playa que se encuentra en su orilla.

Una comisión de funcionarios de la Policía del estado Táchira -Politáchira-, de la Coordinación Sur, con sede en San Rafael de El Piñal, se trasladó al sitio con el fin de confirmar la información y llevar a cabo las primeras indagaciones.

En este particular, habrían corroborado que, en efecto, la muerte del universitario se habría debido a una asfixia por inmersión.

Horas después, detectives del Eje Contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), del estado Táchira, arribaron al sitio y tras las primeras experticias de ley, procedieron al levantamiento del cadáver.

Seguidamente trasladaron los restos mortales de Sánchez Meza a la morgue del Hospital Central de San Cristóbal, para la autopsia correspondiente.

Asimismo, efectivos del Instituto Autónomo de Protección Civil Fernández Feo, al ser informados del hecho, se apersonaron en el lugar donde yacía el joven, para verificar lo sucedido e intentar reanimarlo. Sin embargo, comprobaron que no se podía hacer nada al respecto.

En tal sentido, hicieron el llamado a la colectividad a ser precavida al momento de cruzar el río, argumentando que es necesario saber nadar y conocer sus pozos y torrentes.

Continuar leyendo en La Nación

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.