Cinco trucos para recuperar tu cabello rizada

Tu cabello está liso por zonas, decaído, apagado y sin rizo ¿Te suena? Si es así, ese cambio podría deberse, no solo al verano, sino también a procesos químicos en el cabello demasiado agresivos como las decoloraciones, a cambios hormonales, mala alimentación, contaminación ambiental… Lo sabemos… Si pudieses volver hacia atrás dejarías tu cabello como lo llevabas cuando eras niña y sin tratamientos agresivos que lo deterioren.

Pero ¡que no cunda el pánico! porque aún estás a tiempo de recuperar esos rizos naturales que recuerdas en tu melena y para ello solo necesitarás un poco de paciencia y además seguir estos 5 consejos que hemos seleccionado expresamente para ti ¡Toma nota!

1. Controla los lavados: Ya sabemos que ese mito de que ‘lavar el cabello todos los días es malo’ es totalmente falso, pero en el caso de los cabellos rizados sí que es un punto importante que deberíamos controlar. ¿La razón? Aunque esa sensación de tener el cabello limpio todos los días puede ser casi adictiva, lavar frecuentemente el cabello puede acabar dando como resultado que nuestro rizo desaparezca e incluso acabe encrespándose.

Así que nuestro consejo es que lo laves unas dos o tres veces por semana y siempre vigiles el champú que utilizas. Intenta que esté libre de sulfatos. Esto ayudará a que recuperes tu melena.

2. Sanea las puntas abiertas: Lo sabemos… Adoras tu cabello largo y solo tú sabes lo mucho que te ha costado que crezca, pero tienes que saber que deshacerte de las puntas abiertas a tiempo puede hacer que tus rizos vuelvan poco a poco a tu cabello. Además conseguirás que vuelva a recuperar la fuerza.

3. Los aceites secos serán tus mejore aliados: El uso de aceites secos y naturales como el aceite de argán, de coco, de almendras.., harán que tu cabello esté hidratado, brillante, suave, manejable y ayudará a que rescates tus rizos. Y es que la deshidratación puede ser uno de los principales factores causantes de que tus rizos se vean mucho más apagados, así que nuestro consejo es que añadas unas pocas gotitas de alguno de estos aceites en tu rutina de cabello, sobre todo de medios a puntas (la zona que suele estar más dañada), verás como en pocos días notas el cambio.

4. Cuidado con desenredar el cabello: Ya lo vimos con el truco de María Pombo para lucir un cabello ondulado perfecto en la playa. A veces la mejor opción es optar porno desenredar el cabello todos los días. Lo mejor es que aproveches en la ducha para desenredarlo con la mascarilla o el acondicionador puesto y con ayuda de algún peine de cerdas separadas que no dividan mucho la onda. Después acláralo, déjalo secar y dale forma con ayuda de las manos apretando el rizo.

5. Destierra la plancha y el secador: Esto no significa que tengas que tirarlos a la basura, sino que intentes dejarlos apartados durante un tiempo, al menos hasta que tu transición al cabello rizado haya acabado. Una vez hayas recuperado tus rizos, podrás volver a utilizarlos, siempre con algún spray protector del calor y nuestra recomendación es que empieces usando el difusor para dar más volumen al rizo. Pero eso sí, intenta utilizarlo cuando tu cabello ya esté seco, si lo haces estando húmedo generarás aún más frizz.

Con información de MujerHoy

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.