cómo afecta a los jóvenes

En las regiones de Venezuela la vida se hace más cuesta arriba que en las grandes ciudades. Las fallas en servicios públicos como el agua y electricidad complican el día a día de los habitantes, debido a que sus actividades cotidianas se hacen más complejas de lo que deberían.

Falta de agua en Venezuela

Acerca del tema del agua hay varios datos importantes que ha ofrecido el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos, según una encuesta hecha entre enero y febrero de este año.

Ahora es noticia: Jóvenes a la espera de que se active el pasaje estudiantil en Táchira

Por ejemplo, indican que el 39% de los consultados en 12 ciudades del país debe recurrir al apoyo de un familiar o amigo cuando hay fallas en el suministro de agua potable.

Asimismo, los ciudadanos indicaron que han tenido que optar por la búsqueda de agua en pozos, quebradas o ríos (34,9%), usar pilas o chorros públicos (8,6%), a través de tuberías rotas en las calles (4,5%), por medio de un manantial (4,0%) o, en menor porcentaje, a través de una sede de empresa de agua (2,3%) o de la oficina o lugar de trabajo (0,4%).

También han indicado que la calidad del agua que reciben no es la mejor. 47,4% de los consultados indicó que el líquido les llega con color, algo que demuestra que no cumple con los estándares para el consumo.

Problema en cifras

De igual manera, el 24,3% dijo que el agua presenta algún tipo de olor, mientras que el 20% indicó que percibe un sabor particular en el recurso.

En un recorrido por varios estados del país, jóvenes venezolanos contaron a Noticias Todos Ahora cómo la falta de agua se convierte en uno de los principales problemas que deben enfrentar.

Muchos de ellos se ven obligados a optimizar el almacenamiento del líquido para que, en caso de que ocurra algún inconveniente, puedan sortear la crisis de agua. Otros se ven obligados a recorrer largos trayectos para poder abastecer sus hogares y cumplir con el aseo de sus hogares y personal.

Jorge Ramírez, habitante de San Félix, en el estado Bolívar, contó cómo a diario tiene que salir a buscar agua en algunas tomas cercanas. Esto debido a que a su casa no llega de forma directa.

«Tenemos que salir a cargar en carrucha, en carretilla, lo que sea y buscar en donde haya. Por ejemplo, aquí arriba uno agarra de un tubo en donde varios tienen tomas», explicó.

Crisis de agua en Venezuela

Otra de sus opciones es pedir el favor en una casa a la que sí llegue el agua para que le den un poco en algunos de los tobos o recipientes que lleva. «De resto no llega y tampoco pasan camiones de agua para uno comprar, nada», dijo.

Explicó que en varios sectores, como en Las Delicias, no hay el servicio desde hace días y las personas, ante la falta del servicio, optan por tomar agua de algunas tuberías. «No hay agua de ningún tipo. La gente tiene que salir y cargar. Agarran agua de un tubo y no es tratada. Esa tubería la abrieron las personas para poder tener agua porque no hay».

Acerca de las razones por las que no cuentan con el servicio, es poco lo que sabe, ya que las autoridades no dan explicación. Según comentó, les dicen que es motivado a fallas eléctricas o que las bombas están dañadas.

En Carabobo también padecen por el servicio

Una joven de 21 años de edad, que se identificó como María, también habló de las precariedades que enfrenta por la escasez de agua.

La habitante del sector El Rosario, en el estado Carabobo, comentó que las fallas de agua también son recurrentes en su zona, ya que llevan varios años con las fallas de agua.

Debido a esto, tienen que salir a buscar en otros lugares para así poder cumplir con los oficios del hogar. «Tenemos varios años en esto», comentó.

En la entrevista, también explicó que la vialidad es otro de los problemas que enfrentan, ya que la falta de asfaltado hace difícil el acceso a la zona en la que vive.

¿Qué ocurre en Lara?

Michael García, habitante del estado Lara, es otro de los testimonios de jóvenes a los que se les dificulta su vida por fallas de agua. En su caso, llevan más de tres años con deficiencias en el servicio.

«Ha sido muy complicado. Al principio cargábamos agua de otras comunidades y teníamos muchos inconvenientes porque es muy costoso llenar los tanques. Los precios van desde los 5 dólares y se nos hace muy complicado. Es muy desagradable vivir así, porque el suministro de agua es muy necesario», dijo.

Para intentar solventar la situación, se dirige a zonas cercanas como la comunidad Chávez por siempre o Valle Bravo, en donde buscan el recurso.

«A veces voy hasta la casa de mi hermana, en Villa Isabel, para poder surtir», agregó.

En su casa vive con sus padres y esposa y tratan de rendir lo más que puedan el servicio, por lo que un tanque de agua les puede durar una semana o incluso menos si tienen que hacer actividades como lavar la ropa.

La respuesta de las autoridades es prácticamente nula, por lo que deben intentar hacer más llevadera esta situación mientras les dan una solución.

Jóvenes tachirenses hablan de la falta de agua en Venezuela

En los Andes venezolanos la realidad no es muy alejada. Emiro Castillo, habitante de El Guayabal, en Rubio, estado Táchira, es uno de los testimonios que demuestra cómo actividades tan sencillas como hacer comida, bañarse y limpiar, se hace difícil por la falta del servicio.

«Hay que buscar agua en otros barrios para uno solventar lo del día a día. Uno tiene que ocuparse nada más en cargar agua. Hace como tres años estábamos con ese problema, pero ahora es más duro, porque cargamos agua todos los días», comentó.

Explicó que el alcalde de Rubio les regaló mangueras. Pero esto no es una solución efectiva, ya que igual deben hacer entre cuatro y cinco viajes con carretilla para buscar el líquido en otros lugares.

«Le pedimos a las autoridades que nos ayuden con el agua, que manden aunque sea una cisterna para nosotros poder solventar el día a día», dijo.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.


Fuente

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.