El extraño suceso de seguridad que preocupa en Buckingham

La seguridad de la Familia Real británica ha quedado expuesta, una vez más, con un extraño suceso que aún nadie ha sabido explicar y por el que, a buen seguro, alguien tendrá que pagar.

The Sun

Según el periódico The Sun, el pasado 27 de abril, un hombre irrumpió en una de las residencias de Isabel II, pero, lo curioso, es que no lo hizo a escondidas o por la puerta trasera, al parecer el intruso, que ya ha sido detenido, logró acceder al Cuartel Victoria del Ejército Británico, ubicado a menos de 500 metros del Castillo de Windsor, por la puerta principal.

El hombre aseguró ser un sacerdote y con autorización para estar en el cuartel. Sus palabras debieron resultar muy convincentes ya que la Unidad de Infantería de los Coldstream Guards lo invitó a pasar la noche entre ellos.

Según el citado medio, el falso sacerdote que afirmó haber sido un piloto de pruebas de asientos eyectables pasó la velada contando historias de sus aventuras militares pasadas.

Según el periódico The Guardian, el impostor, que se presentó ante los soldados como el padre Cruise, fue arrestado por la policía local de Thames Valley.

La Reina Isabel II no estaba en Windsor en ese momento, sino en su residencia de Sandringham, sin embargo, este extraño suceso y la falta de control en los accesos a lugares acotados y bajo lo que se supone grandes medidas de seguridad, han causado un gran revuelo y preocupación.

Un portavoz del ejército británico aseguró a CBS News que «los militares se toman muy en serio esta brecha de seguridad y se investigará a fondo», sin embargo, la seguridad de la Reina se ha reforzado y no ha corrido ningún riesgo.

Lee También: “E.T.” de Steven Spielberg cumple 40 años

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.