#México | Exterminio, vida artificial o cárcel masiva

Con valor y con verdad | 

Por Gustavo Rentería*

18 gobernadores están con el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Se nombran mandatarios de la Cuarta Transformación y desde ya están trabajando para las elecciones de 2024.

Si bien los procesos electorales se ganan con dinero y movilización, desde años antes pican piedra para tener las reservas monetarias y la logística completa para el primer domingo de junio. Ese día escogeremos al nuevo titular del Ejecutivo, 500 diputados federales, 128 senadores y 9 gobernadores. Algo así como 3326 cargos de elección popular estarán en juego, sumando a los diputados y legislaturas locales.

Pero este año se sumarán 4 gobernadores más a la 4T: Julio Menchaca (Hidalgo), Salomón Jara (Oaxaca), Mara Lezama (Quintana Roo) y Américo Villareal Anaya (Tamaulipas). Es decir, 22 gobernadores estarán alineados a Palacio Nacional.

Pero hay una aduana rumbo al 24, las elecciones estatales de Coahuila y Estado de México de 2023. Ambas entidades están en manos del PRI. El 4 de junio del próximo año no únicamente se decidirá quienes son los sucesores de Alfredo de Mazo Maza y Miguel Ángel Riquelme Solís, sino la posible muerte del Partido Revolucionario Institucional.

Más allá de quién gobierne esos todavía bastiones tricolores, el Presidente López Obrador y 22 gobernadores podrán influir para poner el último clavo al ataúd priísta, o dejarlos con una sola entidad.

La lógica dice que mejor acabar con ellos, pero una flama de oposición le conviene a la maquinaria de votos de la coalición Juntos Haremos Historia.

En el Estado de México los candidatos naturales son el Secretario General de Gobierno, Ernesto Nemer Álvarez o la Secretaria de Desarrollo Social, Alejandra del Moral Vela por parte de la Alianza Va Por México.

En la otra esquina, la maestra Delfina (titular de la Secretaría de Educación Pública) y el titular de la Agencia Nacional de Aduanas de México, Horacio Duarte.

En Coahuila Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública  por parte de la oposición y Fernando Donato de las Fuentes Hernández por parte del oficialismo, Secretario General de Gobierno.

Vale la pena subrayar que Acción Nacional y Movimiento Ciudadano no contarán para la ecuación política de 2023. Seguramente el partido de Dante Delgado buscará a personajes mediáticos, pero quedará en un lejano tercer lugar. Y el PAN está en la disyuntiva: romper la alianza, o aceptar que son plazas tricolores, donde no cuentan.

Un escenario es que el Gobierno Federal opte por el exterminio del PRI, donde sumaría 2 gobernadores más rumbo al 24. Es decir, 24 mandatarios rumbo al 24.

La segunda opción es que el Gobierno Federal opte por dejarlos con vida artificial, con un solo gobernador. Es decir, 23 mandatarios rumbo al 24, y un domado tricolor, que no formaría parte de una alianza comandada por Acción Nacional.

La tercera vía es la carretera de los radicales del Gabinete, pero que no ha descartado el Presidente: el exterminio y la persecución: acabar con el otrora poderoso PRI y meter a la cárcel a los que con ese partido, garantizaron la solvencia económica para sus 4 generaciones futuras.

Exterminio, 1 vida o cárcel masiva. ¿Ese es el futuro del PRI?

*Periodista, editor y radiodifusor

@GustavoRenteria

www.GustavoRenteria.mx

Por: Capital México
Autor: Gustavo Rentería
Fecha de publicación: 2022-05-05 09:20:55
Fuente

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.