Suiza aprueba que todos sus ciudadanos sean donantes potenciales de órganos

Quienes no deseen que sus órganos sean donados tras el fallecimiento deberán por ello inscribirse en un registro nacional.

Los suizos aprobaron mediante referéndum una reforma legal según la cual todos los ciudadanos serán potencialmente donantes de órganos al fallecer, salvo que manifiesten expresamente su oposición a ello en vida o sus familiares se opongan a ello.

La reforma de la Ley de Trasplantes suiza, aprobada hoy por un 60 % de los votantes, introduce el concepto de «presunto consentimiento» e invierte la situación actual en el país: hasta ahora había que manifestar expresamente el deseo de donar órganos antes de fallecer, y ahora lo que hay que expresar es la oposición a ello.

Quienes no deseen que sus órganos sean donados tras el fallecimiento deberán por ello inscribirse en un registro nacional.

De no hacerlo, todavía se consultará a sus familiares y más allegados si desean que los órganos del fallecido puedan ser usados en trasplantes, y si éste muere sin familia o personas cercanas no conocidas, no se utilizarán sus órganos, de acuerdo con la reforma legal.

Gobierno y Parlamento de Suiza ya aprobaron esta reforma el 1 de octubre de 2021, con el argumento de que actualmente muchos pacientes en el país pierden la vida al no llegar a tiempo el trasplante que necesitan, aunque opositores a ella reunieron las firmas necesarios para someterla a consulta popular.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.