Justicia para jubilados y pensionados por Luis Longart Guerra

Jamás llegó a penar un jubilado y pensionado de hoy que su vida se iba a convertir en un calvario en su vejez.

Muchos de ellos han fallecido de mengua a las puertas de hospitales y otros centros de salud, otros han sido abandonados a su propia suerte, y otros muchos tienen a sus hijos en el exterior y están al cuidado de sus nietos.

Dios nos enseña a respetar a nuestros mayores. Honrar al anciano es un mandato de Dios.

Dice la Biblia, el más sabio de todos los libros, que: “Entre los ancianos se halla la sabiduría, en los muchos años, el entendimiento”. Job 12:12 y Proverbios 17:6: “La corona del anciano son sus nietos y la honra de los hijos son sus padres”.

Bueno, la verdad, no sé, si esos señores que hoy detentan el poder habrán abierto una Biblia en su vida y si lo han hecho, pues poco han asimilado de ella.

La situación de nuestros jubilados y pensionados, su inmensa mayoría, es bastante precaria y hoy están padeciendo muchas necesidades y carencias, sobreviviendo en medio de miserables pensiones y jubilaciones que dan vergüenza y lástima.

Tenemos 22 años con un régimen que ha arruinado a nuestro país y a su gente.

El último estudio de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI) de la Universidad Católica Andrés Bello arroja como resultado que el 94,5% de los venezolanos estamos en estado de pobreza y 76,6% en pobreza extrema.

Tales resultados, hasta ahora, no han sido desmentidos por nadie, porque la ruina del país es evidente, y esto no se arregla con bodegones ni con algunas importaciones en manos de los llamados “enchufados “que no llegan a un 5% de la población y que disfrutan y comparten privilegios con los jerarcas del oficialismo quienes llegaron al poder hablando de cambio y transformación y luego de 22 años el balance es retroceso y parálisis del proceso productivo del país a consecuencia de una política de restricciones, expropiaciones, confiscaciones y atropellos al sector privado que genera trabajo y bienestar, mientras el régimen es una inmensa fábrica de miseria, pobreza y una colosal corrupción.

La realidad es que con estos señores se han perdido, evaporado todas las reivindicaciones laborales, ya no se cumplen los contratos colectivos, las cajas de ahorro ya no cumplen su labor social, los profesionales tampoco nos hemos escapado de esta tragedia , profesores universitarios, jueces, Fiscales del Ministerio Público, y otros, han sido desmejorados en sus conquistas alcanzadas porque este régimen pretende imponer tablas salariales a su antojo, Eso para no hablar de los jubilados y pensionados de ministerios y el Seguro Social, porque la verdad es que la palabra es lástima.

En Nueva Esparta, si no fuera por organizaciones como Asomayor, que hace un trabajo encomiable y digno, con muy pocos recursos, Fetraesparta, que no ha dejado de luchar por los legítimos derechos de los trabajadores jubilados y pensionados, y organizaciones no gubernamentales que siempre tienden una mano amiga y solidaria la situación fuese peor El 29 de mayo es el día del Adulto Mayor, por ello hay que respaldar la gran jornada de protesta nacional por lograr mejores condiciones de vida, justas y dignas para nuestros jubilados y pensionados y trabajadores activos.

Desde esta humilde tribuna de periodismo combativo los invitamos a manifestar pacífica y solidariamente en la protesta nacional a favor de jubilados y pensionados y de todos los trabajadores.

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. luis ramón dice

    Asi de Simple , esa es la Verdad…