Fue a cirugía por tragarse una prueba de Covid-19

Una madre del Reino Unido temió por su vida después de tragarse accidentalmente un hisopo de garganta de prueba Covid-19, que terminó viajando hasta sus intestinos.

“Fue realmente aterrador. . . Podría haber terminado fatal”, dijo Bobby Lee, de 31 años, a South West News Service sobre el caso que revolvió el estómago.

La madre había optado por hacerse una prueba rápida de Covid-19 en casa después de sentirse enferma tras un turno de noche, pero cuando trató de frotarse la garganta, el instrumento no salió.

“Cuando me tomé una muestra de la parte posterior de mi garganta, tuve una especie de arcada”, describió la mujer petrificada. “El palo vibró en mi boca y se atascó en la parte posterior de mi garganta, con el hisopo en mi garganta y el extremo atascado en el paladar en la parte posterior.

Después de que fracasaron los intentos de quitar el instrumento, la residente de Durham intentó tragar el hisopo, lo que solo provocó que se deslizara más hacia abajo.

“Solo llegó a la mitad de mi garganta, así que podías ver el final sobresaliendo de mi garganta”, se lamentó la mujer luego de entrar en pánico, que estaba en casa con su hijo menor en ese momento.

Amplíe la información en NY Post

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.