Lechazo al horno, el más rico cordero lechal asado que vas a probar

Cuando una carne tiene calidad no necesita más que una buena técnica de cocina para estar perfecta, sin más añadidos. Ese es el caso del lechazo, la cría de la oveja que solo se ha alimentado de leche materna. Asado queda espectacular y en esta receta vas a comprobar lo fácil que es elaborarlo.

Aprende a preparar lechazo al horno, el más rico cordero lechal asado que vas a probar. Se trata de una carne de un color rosado con un sabor suave y que queda muy tierna, siendo un bocado espectacular. Es muy sencillo asarlo en el horno y en la receta verás detallado el paso a paso a seguir.

Lo mejor de todo es que no necesitas más que un poco de sal y agua para cocinarlo y llevarlo a la mesa, y de acompañamiento es suficiente con una sencilla ensalada o unas patatas asadas o en puré. La clave está en asarlo a una temperatura baja para que la carne se vaya haciendo poco a poco pero sin perder su jugosidad y como paso final se dora la piel para que esté deliciosa e incluso con un puntito crujiente.

Si te gusta preparar recetas con cordero te encantará preparar esta pierna de cordero al horno con patatas y uvas y también puedes optar en vez de pierna de cordero por estas paletillas de cordero lechal al horno con patatas, que se cocinan de forma muy similar.

Igualmente quedan geniales las chuletas de cordero lechal glaseadas con miel y vino tinto, el cordero guisado a la canela con cerveza negra y cebollitas francesas o el tournedó de cordero a la plancha con salsa de arándanos a la pimienta rosa y guarnición de setas y champiñones, que no es más que un filete de pierna de cordero deshuesado y enrollado para que tenga forma de filete.

 

Ingredientes para la receta de lechazo al horno, el más rico cordero lechal asado que vas a probar (4-6 personas):

  • 1/2 lechazo (alrededor de 3 kg). Si solo vas a servir el lechazo y sois de buen comer te dará para 4 raciones pero si preparas algún entrante para acompañar e incluso postre te irá bien para 6 raciones. Para asegurarte de su calidad es importante que lleve el sello IGP Lechazo de Castilla y León
  • Agua.
  • Sal.

 

Preparación, cómo hacer lechazo al horno, el más rico cordero lechal asado que vas a probar:

  1. Precalienta el horno a 210ºC con calor arriba y abajo y ventilador.
  2. Yo he preparado la receta para 2 personas así que he utilizado un cuarto delantero de lechazo. El primer paso es salar el lechazo por el lado de los huesos.
    Lechazo IGP de Castilla y Leon

    Así es un cuarto trasero de lechazo, con su sello de la IGP

  3. Prepara una bandeja de horno en la que quepa el lechazo y a ser posible que tenga un poco de profundidad porque le echaremos agua. Coloca en ella algo que te sirva para que el lechazo no toque el fondo de la bandeja, en mi caso he usado un par de cazuelas de barro.
    Bandeja para hornear lechazo

    Preparamos la bandeja para hornear el lechazo

  4. Coloca encima el lechazo con la piel hacia abajo, vierte en la bandeja un vaso de agua e introdúcelo en el horno a altura media. Ahora programa el horno a 170ºC con calor solo arriba y abajo (sin ventilador) unas 2 horas. Como cada horno es un mundo yo siempre tengo un termómetro de horno en el interior del mío y he tenido que programarlo a 190ºC porque la temperatura real era inferior y así he conseguido que estuviera en esos 170ºC que buscamos.
    Como asar lechazo al horno

    Empezamos a hornear el lechazo

  5. Cada 30 minutos saca la bandeja del horno, riega el lechazo con los jugos y añade más agua si es necesario, que el fondo siempre tenga al menos 1 cm de agua. Si se dora demasiado y aún le falta tiempo puedes taparlo con papel de aluminio.
    Lechazo al horno

    Así queda tras 2 horas de horno

  6. Al cabo de esas 2 horas sácalo y comprueba si la carne está tierna. Para ello puedes rascar un poco con un cuchillo y si se desprende fácil de los huesos ya está casi listo.
    Lechazo tierno y jugoso

    Comprobamos que la carne está hecha

  7. Sube la temperatura del horno a 22oºC con calor arriba y abajo.
  8. Dale la vuelta al lechazo, sálalo por encima de la piel y de nuevo al horno unos 10-15 minutos o hasta que la piel esté dorada y a tu gusto.
    Lechazo asado al horno casero

    Le damos la vuelta para que se dore su piel

  9. Saca el lechazo del horno, espera 3 o 4 minutos para que los jugos se asienten un poco y ya puedes cortarlo en porciones para servir a los comensales. Además sirve aparte el jugo del cordero en una salsera para ir echándoselo a la carne si os gusta (nunca encima de la piel para que no se reblandezca).
    Como hacer lechazo al horno, el mas rico cordero lechal asado que vas a probar

    Así de espectacular queda el lechazo asado al horno

 

Tiempo: 2 horas y 30 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Tras esos 3 o 4 minutos de reposo parte y reparte el lechazo y no esperes más, debe llegar bien caliente a la mesa. Si vas a servirlo con algún acompañamiento (en mi caso ha sido un poco de ensalada) tenla lista antes de que el lechazo termine de hornearse para no perder tiempo ni arriesgarte a que se enfríe. Lo ideal es consumirlo al momento y recién hecho pero si te sobra puedes guardarlo en un recipiente cerrado en la nevera 2-3 días y también congelarlo aunque no estará igual que recién horneado.

El lechazo es un bocado exquisito, la ternura de su carne y la suavidad de su sabor hacen que sea considerado el manjar que es, sin duda de auténtico… ¡escándalo!

Receta de lechazo al horno, el mas rico cordero lechal asado que vas a probar

Lechazo al horno, el más rico cordero lechal asado que vas a probar

 

Variantes de la receta de lechazo al horno, el más rico cordero lechal asado que vas a probar:

El lechazo no necesita más que agua y sal para hornearse pero si te gusta el toque del ajo puedes incorporar unos ajos aplastados en la bandeja de horno e incluso unas hojas de laurel o ramitas de hierbas aromáticas de tomillo o romero (o ambas).

Es importante que el acompañamiento que sirvas con el lechazo no lo eclipse y que sea ligero por lo que una ensalada es una opción fantástica. También queda genial con unas verduras a la plancha o unas patatas asadas o en puré.

 

Consejos:

Asar el lechazo es fácil pero no te olvides de lo básico: que siempre haya líquido en la bandeja, cada media hora regarlo con los jugos y al final comprobar si la carne ya está lista y al darle la vuelta conseguir que la piel se dore. Si sigues estos consejos tienes el éxito asegurado 😉

Si vas a cocinar medio lechazo es posible que te quepa en el horno tal cual de una pieza pero si queda demasiado justo siempre puedes partirlo y acomodar ambas piezas en el horno para que quepan bien y que no haya unas partes sobre otras.

En caso de cocinar solo un cuarto podrás elegir entre cuarto delantero o trasero. El delantero a mi me gusta mucho porque tiene gran parte de las costillas y la zona del cuello que es exquisita pero también es cierto que el trasero tiene la pierna que es fantástica. Es cuestión de gustos 😉

Por: Recetas de Escandalo
Autor: Nata
Fecha de publicación: 2022-05-18 03:19:07
Fuente

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.