¿Cuál es el mejor aceite natural para el crecimiento de la barba?

Para la mayoría de los hombres tener barba es un tema de masculinidad, poder y diferencia, para otros es algo más superficial. Sin embargo, hay muchos que por más productos “milagro” y cortes que le hagan, les cuesta bastante tener un vello abundante en esa zona de la cara.

En concreto, la razón principal por la que los hombres tienen barba es debido a la testosterona. Esta hormona es la responsable de que el cuerpo tenga características masculinas y generalmente comienza a producirse en la pubertad, según el magacín El Mundo Deportivo, en su sección de salud y belleza.

Sin embargo, hay algunos que les crece más que a otros. ¿Pero por qué? La explicación está en la suma de la sensibilidad y la genética de los folículos pilosos. Estos últimos se encargan de elaborar una forma de testosterona superior, la dihidrotestosterona, detrás de todo el proceso de crecimiento del vello, según Business Insider, en su sección de salud.

Por fortuna, y ante cualquier pronóstico, existe un remedio casero que puede hacer que el pelo en esta zona del rostro crezca naturalmente: el aceite de recino. Además, se puede emplear en general en todas las barbas porque a la mayoría puede aportarles varios de sus beneficios.

barba, bigote, hombre

Para el crecimiento del pelo

El aceite de ricino es un aceite vegetal que se extrae de la planta Ricinus communis. Este es un líquido translúcido con un tinte amarillo que también es un ingrediente activo en una amplia variedad de artículos para el hogar que van desde productos de limpieza hasta pinturas.

Por otra parte, hay informes que soportan que el aceite de ricino es capaz de promover el crecimiento del cabello, incluidas las pestañas.

Una investigación del Departamento de Psiquiatría, del Institulo de Sri Lakshmi Narayana de Ciencias Médicas, en la India, encontró que la aplicación de este aceite contribuye a desenredar y reparar el cabello maltratado, además de mejorar su crecimiento.

Propiedades del aceite de recino

  • Se destaca la presencia del ácido ricinoleico, que es el que tiene las propiedades antibacterianas y antifúngicas.
  • Gracias a este par de beneficios permite que la barba crezca en aquellos casos en los que su crecimiento se ve afectado por la presencia en la piel de algunas bacterias u hongos que impiden el desarrollo del vello.
  • También es rico en ácidos grasos omegas, que son excelentes protectores del pelo, aparte de contribuir a su correcta hidratación evitando, la pérdida de agua del vello.
  • Además, lo nutre y ayuda a que el folículo piloso se mantenga sano.

Tanto para hombres como para mujeres, las distintas propiedades del aceite de ricino pueden ayudar a mejorar el estado del pelo existente, fortaleciendo y reparando el cabello dañado, o incluso combatiendo la caspa y la resequedad del cuero cabelludo, sin embargo, no pueden impedir la acción de los mecanismos internos de la alopecia, según Man Medical Institute.

Cómo aplicar el aceite de ricino en la barba

Aquí algunos consejos antes de su aplicación, recomendados por el magacín El Mundo Deportivo.

  • Es fundamental limpiar la piel bien antes de aplicar el aceite de ricino en la barba para que pueda penetrar mejor.
  • Para las personas de piel grasa, es recomendable utilizar un jabón de azufre para limpiar en profundidad los poros y retirar los restos de sebo. De lo contrario, el aceite no podrá penetrarse bien en la piel y llegar a los folículos pilosos del vello.
  • Preferible utilizar el producto por la noche porque el vello aprovecha para regenerarse.

Modo de uso:

  • Coger un poco de producto y extenderlo por la barba, incidiendo en las zonas en las que se quiere que nazca más vello o acelerar su crecimiento.
  • Su aplicación debe hacerse dando un ligero masaje por la piel de la zona para que el aceite de ricino penetre bien en el cutis. (Es importante tratar de que la dermis lo absorba).
  • También se puede dejar puesto en la barba durante toda la noche (dejando el vello bien cubierto), como si fuera una mascarilla.
  • A la mañana siguiente de su aplicación, solo se debe lavar la cara con abundante agua para retirar los restos de aceite de ricino.
  • Luego, seguir con los cuidados personales habituales diarios.
  • Se recomienda aplicar esta mascarilla 2 o 3 veces por semana.
Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.