¿Podrá el ser humano ser inmortal?

Aunque la humanidad insiste en permanecer siglos con vida, la verdad es que hay «cero» probabilidades de conseguir la inmortalidad. De hecho si quiera con la tecnología más avanzada es posible mantener la vida durante siglos.

El organismo humano no tiene la capacidad para evitar el envejecimiento y regenerarse a sí mismo indefinidamente. Llega un momento en el que la acumulación de daños a distintos niveles: en moléculas (como el ADN), en células, en tejidos y en órganos/sistemas termina poniendo fin a la vida.

Aunque es real que existen humanos que duran un poco más de los 100 años, está más que comprobado que solo es posible llegar a cierta edad si las condiciones humanas lo permiten. Alimentación, ambiente, organismo,entre otros.

El estudio de los centenarios y supercentenarios solo ha dado pistas muy interesantes sobre qué factores son esenciales en el envejecimiento. Tanto los genes como los hábitos saludables tienen un gran peso a la hora de determinar la potencial longevidad de una persona, pero en etapas diferentes de la vida.

Así, llegar a los 70-75 años depende en un 70 % de estilos de vida: niveles de estrés, calidad del sueño, dieta, ejercicio físico, consumo de sustancias tóxicas…

Más allá de esa edad, y sobre todo cuando se superan los 100 años, los genes son decisivos para alcanzar longevidades extremas (en torno a un 70 %). Entre ellos, se ha observado que ciertas variantes de genes garantizan una mejor reparación de daños en el ADN, por lo que las personas que las posean están más protegidas frente al envejecimiento.

De esta forma, solo un porcentaje pequeño de la población mundial tendría el potencial de tener vidas extremadamente longevas, más no inmortales.

También Lee: Venezuela cae ante Francia 2-1

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.