«Con los sueldos de miseria que tenemos no hay educación en el país»

Nuevamente los docentes del país reclaman a la Ministra de Educación los bajos salarios que perciben, que impide cumplir con sus obligaciones dentro de las aulas de clases.

Alejandra Maldonado, representante del Sindicato de profesionales técnicos en la docencia y conexos de la Educación del Distrito Capital (Sinprotec), reclamó un incremento de 280 % como según lo exige el segundo contrato colectivo «inconcluso», «porque con los sueldos de miseria que tenemos no hay educación en el país», exclamó.

La docente indicó que no cuentan con seguridad social y lamenta ver a diario en redes sociales, cómo sus colegas piden colaboración para sobrevivir.

«Nuestros colegas están muriendo de hambre. Basta ya. Las instituciones educativas se están cayendo, ya son 22 años sufriendo estas calamidades. Un tercer contrato colectivo a paso de morrocoy, donde se han trabajado solo 16 cláusulas que nada tienen que ver con la situación económica de los docentes. Le exigen, lo atropellan, lo persiguen para que vaya a la institución, pero con ese sueldo, quién cumple», cuestionó Maldonado.

La dirigente sindical afirmó que los docentes del país quieren salir adelante, pero ante los sueldos que perciben, lo ve imposible.

«Exigimos a la ministra de educación y derogamos ese instructivo de la Onapre, que lo que ha hecho es denigrar el salario del profesional de la educación y de todo el profesional a nivel nacional. Pido la colaboración de todos los colegas que están en las aulas, que luchen, que nos ayuden, porque solo no podemos», sentenció.

El gremio de maestros advierte que se mantendrá en protesta hasta lograr mejores condiciones salariales, así lo explicó también Edgar Machado, presidente del Sindicato Venezolano de Maestros del Distrito Capital (Sinvema).

Machado expresó en una entrevista con Unión Radio, que los docentes del país están a la espera del llamado a tomar las calles.

El docente denunció que, en el caso de la Zona Educativa de Caracas, hay docentes a los que le suspenden el pago, aunque «han venido rabajando o han estado de reposo».

Recalcó que en su organización hay, al menos, 20 casos de sueldo suspendido «sin hacer averiguaciones y sin levantar expedientes».

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.