Libertad plena para implicada en asesinato de profesores universitarios y su nieta

Yusmary Méndez Rodríguez, implicada en el asesinato de la pareja de profesores universitarios y una niña de 11 años en octubre de 2016, fue beneficiada con libertad por retardo procesal. El juez que llevo la causa, certificó que había cumplido pena por los delitos de agavillamiento y aprovechamiento de cosas provenientes del delito, hechos que había asumido y por lo cual le habían dado cinco años de prisión, de los cuales estuvo detenida cinco años y nueve meses.

Méndez, es una de las cuatro personas involucradas en el triple homicidio que conmocionó al país y que  ocurrió en la urbanización “Andrés Bello” de Maracay, en donde fueron asesinados, Addays Virginia Hernández, de 67 años de edad, su esposo Omar Hernández, de 72 años de edad, y su nieta Luisana de 11 años (hija de la autora intelectual del crimen).

Por este mismo caso fueron privados de libertad Víctor Brito Bolívar (pareja de Ana Hernández) y autor material, Ana Hernández, autor intelectual e hija de las víctimas (quien falleció por inanición el año 2021 en la celda del CICPC) y Yusmary Méndez, quien habría guardado en su casa los objetos que fueron robadas de la quinta donde se escenificó el suceso.

Según Una Ventana a la Libertad, el expediente del tribunal especifica que Arturo José Candiales Escobar, fue quien llevó los muebles y carros robados hasta la casa de su pareja sentimental  Yusmary Méndez, pero este cayó muerto un día después del hecho al quedar en medio de un tiroteo entre bandas en la zona donde vivía en San Mateo, municipio Bolívar estado Aragua.

Luisana de 11 años (hija de la autora intelectual del crimen), falleció por los golpes recibidos en la cabeza

Desde el año 2016, Yusmary estuvo encerrada en una de las celdas de la delegación de homicidios del CICPC, pese a que el tribunal determinó sitio de reclusión el centro penitenciario Aragua en Tocorón. En una presentación generada en el Palacio de Justicia en Maracay le otorgaron libertad plena y 15 días más tarde llego la boleta que permitió su salida del calabozo.

De acuerdo con la investigación preliminar, a las 5 de la tarde del sábado, Ana Hernández dijo que saldría hacer una diligencia, al marcharse dejó la puerta de la casa abierta para que las cuatro personas ingresaran sin ningún inconveniente. Una vez adentro, encerraron a los docentes y a la niña en un cuarto y los golpearon salvajemente.

Mientras que los tres hombres y una mujer ingresaron a la casa para apoderarse de todos los objetos de valor, en la parte de afuera de la casa se quedó la mujer. Todos luego de cometer los crímenes, huyeron en una camioneta marca Ford, modelo Explorer.

La hija de la pareja asesinada notificó del hecho a los cuerpos policiales pasada las 8 de la noche del sábado, sin contar con que la cámara de seguridad de un vecino la mostraba dentro de un vehículo frente a su casa mientras sus cómplices mataban a su hija y padres.

Con información de Cactus24

Apóyanos Compartiendo :
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.