▷ «Quiero calidad de vida»: A un año de denunciar la situación del J. M. de los Ríos #30Jun

Trabajo de: www.radiofeyalegria.com

Ya pasó un año desde que Niurka Camacho, con 14 años, se llenó de valentía para exponer frente a relatores y representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la dura situación de los pacientes del hospital J. M. de los Ríos, ubicado en Caracas.

Justo el 30 de junio de 2021, varios adolescentes y jóvenes venezolanos expusieron el impacto de la suspensión del programa de Órganos y de los trasplantes de médula ósea en Venezuela.

Unos 12 jóvenes denunciaron sus padecimientos. Estuvieron acompañados por las organizaciones de la sociedad como: Prepara Familia, Cecodap, Acción Solidaria y Redhnna, relatos emitidos a la CIDH en el marco del 180 Periodo de Sesiones Virtuales.

Ya desde antes esta situación había sido denunciada ante la CIDH. En 2018 se informó por primera vez las condiciones de vida de los niños, niñas y adolescentes enfermos en el Hospital J. M. de los Ríos. Desde entonces, algunos niños están protegidos por medidas cautelares.

Niurka es un ejemplo

Hoy, Niurka no acompaña a su familia y amigos en este plano terrenal. Ella lamentablemente es un ejemplo de resiliencia, ella representa la lucha de tantos niños que todavía esperan que se reactive el sistema de trasplante de órganos.

Niurka falleció a sus 15 años. Tenía 7 años dializándose y abogando que el Estado venezolano hiciera algo por salvar su vida.

«En el hospital ha sido muy difícil todo porque he visto a muchos compañeros falleciendo a la espera de un trasplante. Es difícil para mí porque no quiero que pase lo mismo por la espera de un trasplante. Y por eso pido que se activen los trasplantes. Que, por favor, se haga algo. Quiero una mejor calidad de vida», fueron las palabras de la joven Niurka, quien se aferraba a su vida con todo el deseo de en un futuro convertirse en doctora.

De acuerdo con Efecto Cocuyo, Niurka sufría de insuficiencia renal crónica. Era de Valle de la Pascua, estado Guárico, y tuvo que mudarse a Caracas para poder recibir su tratamiento.

Su muerte fue muy lamentada por los trabajadores del Hospital J. M. de los Ríos, por sus amigos, miembros del equipo de Prepara Familia; incluso por la relatora de la CIDH para Venezuela y la niñez, Esmeralda Arosemena de Troitiño.

La espera parece infinita

La directora de la fundación Prepara Familia, Katherine Martínez, en reiteradas ocasiones, ha denunciado que el Estado venezolano continúa sin hacer nada para garantizar los derechos humanos de los niños.

Pese a las recomendaciones de la CIDH, el estado venezolano no ha brindado soluciones oportunas para atender a esta población vulnerable.

«Necesitamos que realmente cumpla con su obligación el Ministerio (de Salud) y el Estado para que los niños puedan tener el suministro regular de insumos, el medicamento de protocolo, de reactivos en el laboratorio. Tiene que haber un cambio en esta política pública para darle un acceso primordial», expresó Martínez en una entrevista concedida el 21 julio de 2021 tras denunciar que el régimen organizó una fiesta para los niños, mientras se mantiene sin dar respuesta a las exigencias.

En 2021, Radio Fe y Alegría Noticias documentó diferentes historias sobre los niños del J. M. de los Ríos a quienes les niegan la vida y registró en una lista los pacientes que no pudieron resistir más.

Los familiares y pacientes del Hospital J. M. de los Ríos ruegan solución. Los pacientes no quieren ser solo un nombre en una lista, quieren vivir, un derecho que debe asegurar el Estado.

Para más información: www.radiofeyalegrias.com

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

Por: El Impulso
Autor: El Impulso
Fecha de publicación: 2022-06-30 19:15:00
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.