#México | Impulsa Sánchez Cordero garantizar el interés superior de la niñez en procesos judiciales

La senadora Olga Sánchez Cordero denunció que en muchas ocasiones, las y los menores son utilizados por sus progenitores dentro de los juicios, particularmente en materia familiar, para generar violencia entre los padres.

“Los niños y niñas son sujetos de derecho diferenciados de los padres y de las madres, y no pueden ser utilizados por éstos para seguirse agrediendo entre ellos”, advirtió.

Ante ello, la también presidenta de la Mesa Directiva del Senado presentó una propuesta para incluir los principios de mínima intervención y no revictimización de niñas, niños y adolescentes en los juicios, en el nuevo Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares.

Durante la serie de Diálogos Parlamentarios “Interés superior de la niñez y la no revictimización en procesos judiciales”, la senadora detalló que el principio de mínima intervención en el juicio que se propone significa que las niñas, niños y adolescentes deben acudir lo mínimo indispensable a un juicio y, por supuesto, no ser revictimizados.

Además, los juicios se llegan a extender a prácticamente la totalidad de la niñez y la adolescencia de la persona menor de edad, por lo que sus recuerdos de la infancia serán sobre juzgados; “esto trasgrede su derecho a su sano desarrollo”, aseguró.

Sánchez Cordero destacó que la intervención de las y los infantes debe ser mínima. “Por supuesto deben de ser escuchados, pero todas las juzgadoras y juzgadores están obligados a tomar medidas necesarias para que se respeten sus derechos”.

La senadora Josefina Vázquez Mota, presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, señaló que la construcción del nuevo Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares brinda la oportunidad de evitar la revictimización y acceder a un sistema de justicia que reconozca a los infantes como sujetos de derecho.

En México, detalló la legisladora de Acción Nacional, los casos de violencia contra niñas, niños y adolescentes son difícilmente denunciados, ya sea por temor al agresor, miedo a la exposición pública, por desconfianza en las autoridades o por el desconocimiento de sus derechos y de los mecanismos disponibles para pedir ayuda.

El senador José Ramón Enríquez Herrera, secretario de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina y el Caribe, aseveró que las y los legisladores no quieren que ninguna niña, niño o adolescente se vea en la necesidad de enfrentar un proceso judicial en su vida, de ahí la necesidad de construir instrumentos jurídicos pertinentes.

Subrayó que es primordial evitar la revictimización institucional, así como impulsar la coordinación interinstitucional y ponerle “un rostro humano” al trabajo de las y los senadores. “Para un niño o una niña, las emociones que puede provocar un juicio pueden llegar a verse mayormente acentuadas y difíciles de procesar, generando más dolor”, dijo.

La senadora Lucía Trasviña Waldenrath, presidenta de la Comisión de Seguridad Pública, confió en que la propuesta de incluir el principio de mínima intervención de niñas, niñas y adolescentes en juicios, así como su no revictimización en el Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares, será apoyada unánimemente en el Senado.

En ese sentido, la legisladora de Morena dijo que los juzgados familiares deben contar con un cuerpo colegiado de profesionistas que tengan una base moral que les permita ayudarlos.

Por: Capital México
Autor: Ruben Arizmendi
Fecha de publicación: 2022-07-04 19:34:06
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.