Al menos 77 muertos a causa del monzón en Pakistán en menos de un mes

La mayor parte de los decesos se produjeron en la provincia de Baluchistán, en el suroeste, donde 39 personas murieron ahogadas o electrocutadas por tendidos eléctricos dañados.

Al menos 77 personas murieron en las últimas semanas a causa de las fuertes lluvias caídas en Pakistán, informó este miércoles la ministra de Cambio Climático, advirtiendo que la situación podría empeorar.

«Para mí, esto es una tragedia nacional», declaró Sherry Rehman durante una rueda de prensa en Islamabad. El recuento de muertos, 77 hasta ahora, empezó el 14 de junio, cuando comenzó el monzón, precisó.

«Cuando la gente muere así, no es baladí […] Esto no es más que el principio. Debemos prepararnos», añadió.

La mayor parte de los decesos se produjeron en la provincia de Baluchistán, en el suroeste, donde 39 personas murieron ahogadas o electrocutadas por tendidos eléctricos dañados.

El monzón, que suele durar de junio a septiembre, es esencial para el riego de las plantaciones y para reconstituir los recursos de agua del subcontinente indio. Pero cada año viene aparejado de un buen número de muertes y destrucciones.

En general, las viviendas en Pakistán no son demasiado sólidas (sobre todo en las zonas rurales) por lo que suelen verse arrastradas por la corriente. 

Las inundaciones más devastadoras de las historia reciente del país se produjeron en 2010 y causaron 1.800 muertos, además de afectar a más de 20 millones de personas (casi el 10% de la población).

Pakistán es especialmente vulnerable al cambio climático. Figura en la 8ª posición de los países más amenazados por los fenómenos meteorológicos extremos, según un estudio de la oenegé Germanwatch.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.