Caída de bitcoin da inicio al «criptoinvierno» ¿Se recuperará el precio de las criptomonedas?

Las dudas crecen en torno a la sostenibilidad del mercado de las criptomonedas, que experimentan una de las caídas más importantes de su historia con bitcoin llegando a perder el 73% de su valor en tan solo siete meses, por lo que expertos analizan el futuro de este sector


El invierno parece haber llegado al mercado de las criptomonedas, con una caída generalizada y vertiginosa del precio de bitcoin y todos los otros criptoactivos que han seguido los pasos del «oro digital» en la última década.

En los últimos dos años, el mercado de las criptomonedas experimentó su pico máximo. El valor de bitcoin alcanzó los $67.000 y muchos inversores sonreían ante la posibilidad de que alcanzara una cifra de seis dígitos en el mediano plazo.

Entretanto, los token no fungibles (NFT) ganaban terreno en el mundo entero. La criptografía intentó arropar mercados como el del arte y el de los videojuegos, creando auténticos fenómenos que movilizaron cantidades enormes de dinero, como ocurrió con Bored Ape Yacht Club en el plano artístico o Axie Infinity en la industria de los videojuegos.

*Lea también: ¿Por qué cayeron los juegos NFT, la polémica industria que sostenía a muchos venezolanos?

La llegada de 2022 puso fin a la algarabía del mercado criptográfico. Los NFT perdieron popularidad y muchos proyectos desaparecieron, mientras que el mercado empezó una espiral descendente que algunos consideraban una corrección natural del mercado.

Lo que empezó como una corrección, se convirtió directamente en una caída sostenida. El valor de bitcoin inició el año fluctuando en torno a $46.700 y descendió rápidamente hasta encontrar un soporte en los $30.000, pues la moneda no parecía descender desde ese piso.

Con la llegada de junio, inició el desplome. La moneda cayó hasta alcanzar los $17.700, el precio más bajo de bitcoin en unos 18 meses. Esto se tradujo en una pérdida del 73% de su máximo histórico en torno a $67.500 alcanzado en noviembre de 2021.

Aunque las gráficas de las criptomonedas parezcan algo lejano a la realidad del venezolano, es un mercado que tiene peso en Venezuela. En el marco de las regulaciones de la actividad económica establecidas por el chavismo, los criptoactivos han ganado terreno paulatinamente hasta convertirse en una opción recurrente en el consumo.

El uso de las criptomonedas en Venezuela no queda únicamente en los métodos de pago disponibles para el consumo, sino que algunos incluso se han dedicado a la inversión. El trading de criptoactivos genera ingresos para miles de venezolanos y de esta actividad depende la estabilidad de cientos de familias.

La importancia y extensión de las criptomonedas en Venezuela queda plasmada en el Índice Global de Adopción de Cripto de 2021, elaborado por la consultora Chainalysis. Según este estudio, Venezuela se ubica en el séptimo lugar en el ranking de adopción de criptoactivos. Además, se trata del primer país americano en la lista, al ubicarse incluso por encima de Estados Unidos.

El uso de plataformas de intercambio de criptomonedas ha incrementado sustancialmente en Venezuela durante los últimos años. Es por eso que esta caída del mercado preocupa y afecta a tantos, especialmente ante un panorama en el que se debate incluso la supervivencia de este sector en el futuro.

Predecir el destino de todo un mercado a largo plazo es, cuando menos, precipitado. Sin embargo, el presente arroja algunas pistas sobre lo que podría ocurrir. Por este motivo, es necesario conocer las razones de este desplome.

Criptomonedas caen con la economía

La caída de bitcoin y demás criptomonedas no es un evento aislado. Al formar parte de un mercado que se desenvuelve en la economía global, sus subidas y bajadas suelen responder a estímulos del contexto económico.

En este caso, la contracción acelerada del mercado responde a una amplitud de variables que han caracterizado a la economía mundial en los últimos meses.

La primera potencia económica del mundo, Estados Unidos, registra la inflación más alta en 40 años y en general hay una crisis inflacionaria en todo el globo. Como respuesta, los bancos centrales han respondido subiendo las tasas de interés. Así lo explica el economista Daniel Cadenas.

«Los mercados financieros no se desvinculan del sector real de la economía. Ese vínculo que los une es la tasa de interés. En períodos recesivos, los mercados financieros dan cuenta de esa caída. Esto ha llevado a los bancos centrales a subir las tasas de interés de manera agresiva», destacó.

*Lea también: Inflación de EEUU es la más alta en 40 años y Venezuela la importa

El Sistema de Reserva Federal, banco central de Estados Unidos, anunció en mayo que incrementaría la tasa de interés 75 puntos básicos. Por lo tanto, se ubicaría entre 1,5% y 1,75%. Las expectativas están centradas, además, en que siga subiendo hasta 3,8% en los próximos dos años.

 

Una tasa de interés mayor implica deberle más dinero a las entidades bancarias al solicitar préstamos. Cuando sube esta tasa, generalmente la demanda en el mercado disminuye moderadamente y con menos consumo, con la esperanza de que la inflación retroceda.

Como consecuencia, los mercados suelen verse perjudicados. Con menos préstamos, hay menor disponibilidad de dinero y por lo tanto, la inversión se reduce.

Debido a que la mayoría de los principales mercados financieros se encuentran en Estados Unidos, la subida de las tasas de interés de la Reserva Federal impactó al mercado de valores global. Con ellos, caen los criptoactivos también.

«Al caer el valor de los activos financieros tradicionales, las criptomonedas son arrastradas. La realidad es que existe una alta correlación entre el desempeño de los mercados financieros tradicionales y los criptoactivos», insistió Cadenas.

A este contexto inflacionario se suma el conflicto en Europa Oriental. La invasión de Rusia a Ucrania desató un auténtico caos en los mercados internacionales, pues implica a dos productores importantes en materia alimenticia y energética.

Con el conflicto en curso, se compromete el comercio de casi un tercio de la producción mundial de trigo y una tajada relevante de la industria petrolera global. A menor oferta, los precios suben y las expectativas de una posible crisis alimenticia no contribuye con las perspectivas económicas.

*Lea también: Por qué una guerra a 10.000 km te hará pagar más en la panadería de la esquina

Todo este contexto perjudica a los mercados financieros y, por consiguiente, a las criptomonedas, que además son afectadas por las propias dinámicas de su mercado.

Al analizar las dinámicas del mercado de las criptomonedas, los expertos suelen tener marcadas diferencias, principalmente al momento de determinar si bitcoin y demás monedas son o no una burbuja financiera.

Para Cadenas, una de las razones de las caídas del mercado tiene que ver con su propia naturaleza, ya que los precios fluctúan debido a las expectativas a futuro y la narrativa en torno a los criptoactivos es de crecimiento constante.

«Tiene que ver con la forma en la que varían los precios de las criptomonedas. Estos se fundamentan en la noción de que el precio de mañana será más alto que el de hoy. Cuando esta expectativa se rompió, ya que los criptoactivos no se sustentan en nada real y no producen nada útil, se rompe la burbuja», argumentó.

Para el asesor financiero Eduardo Gavotti, en torno a bitcoin se formó una burbuja —como es normal en los mercados financieros—, pero no es una burbuja por definición. En este sentido, considera que el quiebre que presentó el mercado no es definitivo.

«Bitcoin no es una burbuja por definición, pero al igual que con otros activos financieros, puede experimentar el comportamiento de burbuja cuando hay euforia máxima. Las burbujas se dan todo el tiempo y son parte de la dinámica de los mercados. Esta caída es normal luego de haber experimentado ese comportamiento alcista producto de esa euforia generalizada», razonó.

En torno a esta discusión también se analiza el futuro del mercado, pues hay quienes creen que la burbuja «estalló» definitivamente y otros que esperan una recuperación en el mediano o largo plazo como parte de la dinámica usual de este mercado.

¿Cuál es el futuro de las criptomonedas?

Las perspectivas del mercado apuntan en diversas direcciones. Los economistas más tradicionales suelen coincidir en que el mercado de las criptomonedas no tiene demasiado futuro, mientras que otros expertos consideran que la caída es parte de la fluctuación normal del mercado.

Cadenas considera que este «estallido de la burbuja» fue definitivo y que será difícil contemplar nuevamente esos precios exorbitantes que llegaron a caracterizar a las criptomonedas en los últimos años.

Su argumento parte de la incapacidad de sostener la estructura en la cual las criptomonedas cimentan sus bases, a través de casas de cambio que facilitan las transacciones entre usuarios de criptoactivos y agilizan inversiones incluso ofreciendo instrumentos financieros.

Estas casas de cambio, conocidas como exchanges, han presentado problemas en los últimos meses. Este aspecto ha contribuido también con la caída del mercado.

El pasado 14 de junio, una de las exchanges más importantes del mundo, Coinbase, despidió al 18% de su personal (1.100 personas). Su director ejecutivo, Brian Armstrong, advirtió que la decisión pasaba por resguardarse de la recesión económica que azotaría al mundo durante los próximos años y el consecuente criptoinvierno, que afectaría los ingresos de la compañía.

«Una recesión podría conducir a otro criptoinvierno y podría durar un período prolongado. En criptoinviernos anteriores, los ingresos comerciales, nuestra mayor fuente de ingresos, han disminuido significativamente», explicaba.

Desde antes de la caída, ya los resultados de Coinbase no eran los mejores. Proyectaban una pérdida anual de $500 millones en el informe presentado con los resultados del primer trimestre de 2022. Además, los ingresos cayeron 35% frente al año anterior.

Y no solo se trata de Coinbase. Una de las exchanges más importantes del mercado estadounidense, Celsius, suspendió a mediados de junio los retiros, intercambios y transferencias de criptomonedas en su plataforma para «proteger a la comunidad» en medio de la caída sostenida de las criptomonedas.

Algo similar ocurrió con Binance, que suspendió temporalmente los retiros de bitcoin de la plataforma en medio de la debacle del mercado. Otro evento que impulsa la desconfianza en el sector.

«La estructura que se montó durante todo este tiempo para sustentar al mundo cripto incluía empresas que se constituyeron para apalancar inversiones en criptoactivos. Muchas de estas están en graves problemas. Prestaban dinero para comprar criptoactivos con la expectativa de que van a volver a subir, pero esto es insostenible en un colapso de precios de las magnitudes que hemos visto», analizó Cadenas.

En este sentido, cree que esta contracción del mercado es distinta a otras que ha experimentado el mundo criptográfico en la última década. Por lo tanto, espera que durante un largo tiempo los precios de los criptoactivos sean más modestos y cada vez el mercado quede más relegado a un segundo plano.

«A diferencia de otros eventos donde el precio ha retrocedido, esta vez es diferente. Colapsa toda la estructura sobre la cual está montado el mundo cripto. Creo que estalló la burbuja y veremos un largo período de precios más modestos», insistió.

Por su parte, Gavotti cree que los mercados encontrarán valoraciones más sensatas, tras ver precios exorbitantes en los últimos meses, y en el futuro podría experimentarse un nuevo ciclo alcista con el valor de las criptomonedas repuntando.

Bajo este argumento, se desmarca del pensamiento de que las criptomonedas pasarán a la historia como «otra moda más» y, en su lugar, considera que el sector atraviesa una etapa de maduración necesaria para afianzarse como parte de la industria financiera mundial.

«Hay quienes piensan que se ha demostrado que el mercado Cripto no tiene basamento alguno y que pasará a la historia como otra moda más. Esas personas esperan que todo se vaya a cero. Yo no me suscribo a esas expectativas», recalcó el director de BnkPro, una empresa británica de servicios financieros.

*Lea también: Exchange de criptomonedas Uphold dejará de prestar sus servicios a Venezuela

Para quienes dependen del mercado de las criptomonedas para generar ingresos de manera independiente, las esperanzas no se han perdido. La experiencia y el historial de este mercado les indica que esta no es más que una temporada bajista más.

Este es el caso de Rafael Luque, un venezolano que se dedica al trading para aportar a las finanzas del hogar. Opina que las criptomonedas «llegaron para quedarse» y que el criptoinvierno es solo un ciclo que deben superar.

«Las criptomonedas llegaron para quedarse. Eso es definitivo y no hay vuelta atrás. En el futuro, todo el mundo utilizará la cadena de bloques para hacer sus transacciones. Es por ello que este bajón de bitcoin es pasajero», reflexionó.

Luque es uno de los tantos venezolanos que se ganan la vida especulando con criptomonedas. Es decir, intentan comprar un criptoactivo en un precio «bajo» y venderlo cuando se revalorice, obteniendo una ganancia a raíz de la operación de compra y venta.

Para los traders, el criptoinvierno es sinónimo de números rojos. Las caídas suelen generar pérdidas y la contracción tan fuerte que sufrieron las principales criptomonedas del mercado provocó sendas bancarrotas.

«A muchos profesionales del trading les ha afectado a sobremanera. Muchos tenían algunas inversiones y cuando vino el derrumbe de bitcoin, perdieron mucho dinero. Conozco a algunos que perdieron hasta $80.000», relató Luque.

No obstante, esta no es la realidad para todos. Quienes optan por operaciones a corto plazo, han podido mantener su fuente de ingresos incluso durante el criptoinvierno, pues los precios de los criptoactivos suelen variar en el transcurso de apenas horas, por lo que es posible especular con transacciones rápidas, lo que se conoce como scalping.

«El derrumbe a mí no me afectó, porque yo hago scalping. Mis inversiones son rápidas, de máximo una hora. Así se gana rápido, pero también se pierde rápido», explayó.

Evitar la bancarrota

Indistintamente del futuro que tendrán las criptomonedas, es imprescindible tomar decisiones financieras oportunas en cualquier mercado y al hacer cualquier tipo de inversión.

La popularidad del bitcoin y otras criptomonedas ha escalado en el último lustro y, con ella, una narrativa irreal de riquezas y ganancias aseguradas.

Los «gurús» de las inversiones suelen recomendar invertir en criptomonedas, sin más. Incluso se ha popularizado la idea de holdear (mantener la inversión) sin un horizonte determinado ni una estrategia definida.

Hacer inversiones sin una estrategia y apostar a que la suerte haga su trabajo garantiza perder dinero. Para evitar la bancarrota, los expertos aconsejan documentarse, formarse, aprender y planificar.

«Para los criptoactivos, debes aplicar las mismas estrategias que se han aplicado toda la vida y que han funcionado para hacer plata en mercados financieros. Tienes que tener una estrategia de especular. Comprar barato, esperar a que la acción llegue a un precio objetivo, vender, ganar y reinvertir», considera Cadenas.

El también profesor universitario de economía acota que la estrategia de holding es descabellada sin un plan. Es importante contar con mecanismos de cobertura para contener la pérdida en caso de que los activos pierdan demasiado valor, antes de perder todo el dinero invertido.

«Debes tener mecanismos de cobertura como un stop-loss (mecanismo que vende automáticamente los activos al llegar a cierto precio determinado por el inversor). Si el precio de la acción cae, debes tener una regla sobre la máxima pérdida que toleras. Así minimizas la pérdida», insistió.

Inversión en criptomonedas

Por su parte, Gavotti defiende que el accionar depende de la estrategia desarrollada y las razones por las cuales se decidió invertir. Si se trata de una inversión con convicción y horizonte a largo plazo, el holding es una opción a tener en cuenta; pero si se hace con fines meramente especulativos y ganancias a corto plazo, es mejor cortar las pérdidas antes de que sean «insoportables».

*Lea también: ¿Cómo empezar a invertir en criptomonedas sin ser un experto?

Añade que las inversiones dependen del patrimonio. Si la persona pone en juego dinero que necesita, la estrategia debe ser diferente a una suma que puede permitirse perder invirtiendo.

«Si ha invertido una cantidad significativa con relación a su patrimonio, la preservación del capital es lo más importante. Si ya tenía estimado que podría perder ese dinero, no creo que tenga problema en holdear y esperar un mejor desempeño», recomendó.

Finalmente, con su experiencia como trader, Luque aconseja no hacer de esta actividad la fuente principal de dinero del hogar y depender de ello para vivir, sino como una fuente complementaria.

«El trading que yo hago es una ayuda a las finanzas del hogar. Pensar en vivir del trading es un error. Si no haces una buena gestión de riesgo, estarías apostando en ver de invertir», subrayó.



91



Por: Tal Cual Digital
Fecha de publicación: 2022-07-06 06:00:06
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.