Falleció el secretario general de la OPEP

Ahora, terminaba su segundo mandato y en agosto iba a ser reemplazado por el kuwaití Haitham Al Ghais.

El nigeriano Mohammed Barkindo, secretario general saliente de la OPEP, falleció el martes por la noche a los 63 años, una muerte inesperada que deja conmocionado a este cartel de países productores de crudo, en un momento de turbulencias en el mercado.

Barkindo ocupó un cargo que no tiene poder ejecutivo, pero si una función de representación de la organización. 

También es el encargado de facilitar las discusiones entre países con intereses tan divergentes, como Arabia Saudita, Venezuela o Irán.  

Fue bajo su mandato que esta organización de 13 países productores se asoció a otros diez exportadores, incluyendo a Rusia, para crear el bloque OPEP+ que desde 2016 se reúne para regular los precios de crudo. 

«Hemos perdido a nuestro estimado» Mohammed Barkindo, tuiteó el presidente de la compañía Nigeria National Petroleum Corporation (NNPC), sin precisar las razones de su deceso.

«Se trata de una gran pérdida para su familia, la NNPC, nuestro país, la OPEP y la comunidad mundial de la energía», agregó el directivo, Mele Kyari.

La noticia se dio a conocer pocas horas después de una reunión en Abuya con el presidente nigeriano Muhammadu Buhari, que había destacado el «brillante trabajo» de Barkindo en la OPEP, donde «logró navegar en aguas turbulentas».

Entonces Barkindo parecía enérgico y sin ninguna señal aparente de enfermedad.

Una «conmoción»

«Esta tragedia es una conmoción para la familia de la OPEP», reaccionó la organización con sede en Viena, que expresó en un comunicado su «inmensa tristeza» y homenajeó a Barkindo como una persona «emblemática» y «visionaria». 

Barkindo se formó como cientista político en Oxford y en Washington y a partir de 1992 ocupó diversos puestos en la petrolera nacional nigeriana, la NNPC, compañía que dirigió entre 2009 y 2010. 

Fue nombrado delegado de su país ante la OPEP en 1986 y en 2016 se convirtió en secretario general de esta organización. 

Ahora, terminaba su segundo mandato y en agosto iba a ser reemplazado por el kuwaití Haitham Al Ghais.

Con un talante gentil y siempre vestido con un cuello Mao era conocido por su sentido del humor y por citar en sus declaraciones a Shakespeare y Tolstoi, pasando por líderes africanos como Nelson Mandela o Leopold Sedar Senghor, incluyendo a veces también proverbios chinos. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.