Colombia celebra independencia en medio de expectativas y retos

Los colombianos celebran este miércoles el aniversario de su independencia en medio de una gran expectativa marcada por la juramentación de un Congreso de mayorías alternativas y de la elección de Gustavo Petro como presidente, instancias de Poder que tendrán la misión de combatir la desigualdad social y garantizar la vida de líderes sociales y excombatientes.

Se cumplen 212 años desde que se firmó el Acta de la Revolución en 1810, aunque es necesario aclarar que el Congreso de Estados Unidos de Colombia, decretó oficialmente como aniversario de la proclamación de la independencia en 1873.

Cabe destacar que desde la firma del acta de independencia, varios símbolos oficiales se reglamentaron a posterior, por ejemplo la bandera tricolor se instauró el 26 de noviembre de 1861, el himno nacional en 1920 y el escudo patrio se reglamentó el pasado 6 de agosto de 1955.

La nueva coalición política que asume el Legislativo y el Ejecutivo recibirá un país endeudado y con una agudización del conflicto social y armado, saliendo a relucir con ahínco fenómenos sombríos como desplazamientos forzados, masacres, asesinatos sistemáticos a líderes sociales y excombatientes, siendo éstos últimos acogidos en el Acuerdo de Paz firmado en 2016.

Tragedia humanitaria

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) alerta sobre la retoma territorial por parte de grupos armados irregulares, así como de combates bélicos que se han traducido en persecución a líderes populares y excombatientes.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo asevera que entre el 1 de junio de 2021 y el 31 de mayo de 2022, cerca de 60.000 personas (de casi 20.600 familias) fueron víctimas de desplazamiento forzado, el principal motivo es por las confrontaciones armadas entre grupos por disputas territoriales.

«Las comunidades negras, indígenas y campesinas son las más golpeadas por el desplazamiento forzado en Colombia», informó el defensor Carlos Camargo.

Al mismo tiempo, tanto organizaciones de derechos humanos como el Partido Comunes denunciaron que el presidente saliente, Iván Duque, impidió la celeridad en la implementación de los puntos acordados en el Acuerdo de Paz.

Pobreza y desigualdad

El presidente electo Gustavo Petro, quien se posesionará el próximo 7 de agosto, recibirá un país golpeado económicamente, donde casi 600.000 empresas pequeñas y mediana quebraron durante los picos más altos de contagios de la pandemia de la Covid-19.

Asimismo, productos de la canasta básica familiar sufrieron un incremento del precio que han afectado la cotidianidad de los colombianos, de acuerdo a Redipaz, el 40 por ciento de la población puede comer dos veces al día y 15 por ciento al menos una vez.

Ante ese escenario, el presidente Petro está construyendo una reforma tributaria que busca aumentar los impuestos a las grandes fortunas para destinar esos recursos a sus programas sociales, los cuales tendrán como eje fundamental la alimentación, educación, salud y pensión.

«Hemos propuesto que para reducir el déficit y financiar el gasto que demanda garantizar derechos fundamentales debemos hacer más progresivo y justo el sistema tributario. La Justicia tributaria es paz», indicó Gustavo Petro.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.