No se justifica la invasión, porque ahí está la Misión Vivienda

El arquitecto y diseñador urbano de la Torre de David, Franco Micucci, contó este viernes que detrás del tercer rascacielos más grande de Venezuela hay «un drama social».

«Las cosas ocurren como evidencia de procesos políticos, económicos y sociales en distintos momentos de la historia», dijo en entrevista con Unión Radio.

El arquitecto recordó que la Torre de David se construyó en los años 90, «en pleno proceso de liberalismo económico. Luego se permitió un proceso de ocupación por necesidad».

«Los estacionamientos se fueron ocupando de manera inadecuada. Lo llamaban el barrio vertical de Caracas, porque se trataba de una torre que se iba descomponiendo a medida que se le iban agregando fachadas», agregó.

Micucci lamentó que haya habido una invasión, «porque hay una gran cantidad de casas vacías en este momento y además, la Misión Vivienda benefició a muchas personas».

A su juicio, «las personas quieren obtener algún beneficio de esta invasión, algún tipo de ayuda económica» y explicó que su teoría se basa en que «se fueron de manera pacífica el mismo día».

«La Torre de David estuvo a la venta pero el precio del inmueble era enorme y la situación del país no permitía que fuese comprada» recordó el arquitecto, «Este proyecto no era solo de oficinas, era un centro urbano que tendría hasta hotel».

El también diseñador destacó que «es importante entender que hay un contexto, estas situaciones no pueden ser analizadas como hechos aislados».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.