La historia de la “hiena de Auschwitz”

Desde el desquiciado médico Josef Mengele hasta el trastornado ministro de Propaganda Joseph Goebbels, los nombres de los más cercanos colaboradores (y colaboradoras) de Adolf Hitler se han convertido en sinónimo de crueldad.

Y entre todos esos personajes malvados de la Alemania Nazi, emerge una de las mujeres más temidas: Irma Grese.

Considerada por la Biblioteca Virtual Judía como «la más notoria de las criminales de guerra nazis», Grese cometió crímenes que fueron especialmente brutales incluso entre sus compatriotas nazis.

La vida temprana de Irma Grese

Irma Grese nació en 1923, hija de padres agricultores que disentían del partido Nazi. Según las transcripciones de su juicio, cuando Grese tenía 13 años, su madre se suicidó al enterarse de que su marido la estaba engañando con la hija del dueño de un pub local.

Pero Grese tendría muchos más problemas durante su infancia, incluidos algunos en la escuela. Una de las hermanas de Grese, Helene, contó sobre el maltrato que sufrió Grese y su imposibilidad de defenderse. Mortificada por lo que vivía en la escuela, Grese se retiró cuando era solo una adolescente.

Amplíe la información en Grandes Medios

También Lee Madonna se encargará de su película biográfica

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.