Fue a una fiesta de la Pachamama y despertó en un ataúd

Víctor Hugo Mica Álvarez vivió una pesadilla. El hombre de 30 años denunció que concurrió a una fiesta por la Pachamama en Bolivia y se despertó dentro de un ataúd.

Según su relato, después de haber consumido bebidas alcohólicas con un amigo, el hombre de 30 años despertó al interior de un ataúd, cubierto de tierra, en un lote baldío de Achacachi, en Bolivia. Denuncia que lo quisieron usar de “sullu”, es decir, como un artículo de ofrenda a la Pachamama.

”Anoche era la pre entrada (de Villa Victoria), hemos ido a bailar, yo soy guía, y ya no me acuerdo. Lo único que recuerdo es que pensé que estaba en mi cama y me he levantado para ir a orinar, y ya no pude moverse más. Cuando empujé el ataúd, pude romper un vidrio que tenía y así pude salir. Me enterraron”, declaró Víctor Hugo Mica Álvarez.

La víctima es bailarín de una fraternidad de tobas y relató que luego de haber participado en la pre entrada de Villa Victoria, se encontró con un amigo, quien le invitó unas cervezas. Después de eso perdió el conocimiento.

El hombre indicó que en la zona había una infraestructura a medio construir y fue por eso que asume que lo quisieron usar como ofrenda. “Me han querido meter de sullu”, afirmó a la prensa.

Cuando logró escapar, pidió ayuda a un joven, quien lo llevó a una estación policial. No obstante, ahí no recibió la ayuda esperada y ahora pide que el caso sea esclarecido.

Álex Magne, quien lo encontró deambulando, dijo que Víctor Hugo estaba cubierto con cemento en el rostro y la cabeza, declaración que fue comprobada luego.

El origen de la celebración

La Pachamama celebra a la Madre Tierra con diversos rituales, comidas y bebidas típicas, como la popular caña con ruda. Durante todo agosto, con énfasis el 1° del mes,

El término Pachamama está formado por dos palabras de origen quechua: “pacha” significa universo, mundo, tiempo, lugar y “mama”, madre. A la Pacha se la considera una deidad andina de la tierra, una figura que representa la energía femenina de amor, protección y fertilidad.

Las comunidades del noroeste argentino en Chile, Bolivia y Perú celebran todos los 1 de agosto el día de la Pachamama. Se trata de un rito que proviene de la comunidad andina y fue adoptada del pueblo inca hace mucho tiempo. Actualmente, para los atacameños de la Puna chilena, el día de la Pachamama es también su año nuevo: la Primavera va despierta y el invierno, con todos sus males, queda atrás.

Este día se realiza un acto religioso en el que sus participantes se purifican y se comprometen a comportarse como verdaderos huéspedes de esta tierra. A cambio, piden buenas cosechas y protección para todos los pobladores.

Por Clarín

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.