Es primordial una ley para regular las energías renovables que tiene Venezuela

El diputado de la AN/2015, Elías Matta, considera fundamental y perentorio que se impulse la creación de una Ley de Energías Renovables pues, a su juicio, esto ayudaría a regular el gran potencial que tiene Venezuela en esta materia.

Durante una reunión parlamentaria, Matta aseguró que en el país «hay un gran potencial para desarrollar las energías renovables: eólica, solar y la más conocida como hidráulica, que buena parte de la energía que se produce en el país es gracias a la energía hidroeléctrica», expuso.

El parlamentario recalcó que en Venezuela no existe tal legislación que regule la energía renovable, por lo que plantea una ley moderna que incentive esta posibilidad de energía alternativa.

Dijo que a través de la instancia parlamentaria que preside se va a comenzar a trabajar en un anteproyecto de ley que dé pie a la discusión de expertos sobre las energías renovables, que acompañaría a la ley de servicios eléctricos que está en discusión en la Asamblea Nacional de 2015.

«Venezuela con el potencial que tiene de energías renovables con una ley que la regule estaríamos a la par de países latinoamericanos. El 72 por ciento de la energía renovable del país es hídrica que se produce a través del Guri, el resto se podría completar con energías renovables eólica y solar, así el remanente de energía no renovable que se produce de los hidrocarburos quedaría para la exportación, creando ganancias para el país».

De acuerdo con el abogado especialista en energía, Iván Lara Sánchez, la energía renovable podría fortalecer desde el punto de vista eléctrico y tener un progreso avanzado sobre esta materia, siempre bajo un gobierno democrático que crea en el desarrollo y genere confianza para la inversión.

Sánchez precisó que en la Ley Orgánica del Sistema y Servicio Eléctrico se establece una definición de las energías alternativas que permiten la generación de energía eléctrica, en sustitución de las fuentes de energía convencional, vale decir, que las energías alternativas, que pueden pasar a formar parte del sistema eléctrico nacional, pueden contribuir a generar más electricidad de la que en la actualidad se genera en aquellas plantas que utilizan derivados de los hidrocarburos líquidos y gaseosos, así como aquella que se produce mediante el aprovechamiento de la fuerza del agua.

“La energía renovable se obtiene del aprovechamiento de fuentes de energía primaria naturales y son capaces de regenerarse, y en ese sentido, en el país podríamos desarrollar la energía solar, la energía eólica; la bioenergía, la energía hidráulica, energía geotérmica, energía mareomotriz, la energía que se obtienen del aprovechamiento de los gases de desechos, los gases de plantas de depuración, del biogás, así como la energía de hidrógeno verde que proviene por efecto de la electrólisis del agua”.

 

Indicó que en el 2013 Venezuela producía 130 Teravatios horas de energía eléctrica para satisfacer la demanda de una población de 29 millones de habitantes y en el 2020 solamente se producían 58,4 Teravatios hora, lo que equivale a más del 55 por ciento que se dejó de producir en 8 años, muy bajo para satisfacer la demanda actual de energía en el país.

“Según estudios revisados por nosotros, todo el sistema de generación eléctrica nacional se encuentra bastante afectado por la falta de mantenimiento de las plantas de generación, tanto las hidroeléctricas como las termoeléctricas.  En este momento en el año 2022, se están generando 58,4 Teravatios horas, para 29 millones de personas, por eso es la gran crisis que tiene el país en materia de energía. Según cifras de la ONU, para el 2100 en Venezuela tendrá 41 millones de habitantes, entonces ¿cuánta electricidad va a necesitar para cubrir la demanda industrial, comercial, habitacional y para alumbrado público?”.

Habló del potencial de la energía solar, del potencial de la energía eólica que se obtiene por la fuerza del viento y que ambas se pueden perfectamente desarrollar en los estados Falcón y Zulia donde hay un gran potencial.

También se refirió al potencial hidroeléctrico que aún se tiene en distintos ríos y que no han sido explotado a su máxima capacidad, así como de la generación eléctricas por aprovechamiento de la fuerza que genera la geotérmica que pueden establecerse en los estados Sucre, Carabobo, Guárico y en la región de los Andes, pero acotó que Venezuela no cuenta con una legislación que regule el desarrollo de estos sistemas para el aprovechamiento de energía.

“El régimen legal establecido en Ley Orgánica de Sistema y Servicio Eléctrico, así como en la Ley de Uso Racional y Eficiente de la Energía, dejan a la libre interpretación a los responsables para el aprovechamiento de equipos y maquinarias eficientes para un consumo racional y eficiente, pero no establecen políticas claras y definidas que permitan el apalancamiento para la construcción y desarrollo de plantas generadoras de energía renovables en Venezuela”.

Sostuvo que en caso de que se decida elaborar una legislación se debe precisar algunos aspectos que van a dar el perfil más técnico a este proyecto legal, como determinar si será una ley ordinaria o de base, que permita a los estados el desarrollo su propia legislación para que participen directamente en esta actividad energética, ya que no todas las regiones tienen el mismo potencial energético, debido a su ubicación geográfica.

“Hay que tomar en cuenta si estas energías pudiesen tener declaratorias de interés público o de servicio público, que se utilizan, sobre todo para asegurar la permanencia y continuidad en la prestación del servicio y en consecuencia la eficiencia del servicio que en definitiva es lo que le importa al consumidor”.

Añadió que se deberán establecer claramente las políticas del gobierno para el estímulo en la generación y desarrollo de la energía renovable, así como definir claramente quién va a poder realizar esta actividad a mediana o gran escala.

“Este es un punto fundamental porque no es lo mismo instalar un panel solar para una casa, que, instalar una granja de paneles solares o una granja eólica para la generación eléctrica de gran escala, entonces hay que tener claro qué va a hacer esa persona o esa empresa con esta generación eléctrica ¿a dónde la va a vender?  ¿Cómo la va a vender?, estos son aspectos que hay que ir definiendo”.

Dijo que hay que estudiar bien cuáles son los conceptos que se necesitan dentro de la legislación. Así mismo se deberá definir qué órgano va a regular esta actividad. Tener claro el régimen de autorizaciones, permisos y concesiones, determinar las políticas de estímulo e incentivos, así como la materia tributaria para la adquisición de los equipos, además de conocer claramente quién será responsable de otorgar los permisos para los pequeños productores o para los auto-consumidores.

“Hay muchas cosas que se deben considerar y que debemos ir aclarando, armando y avanzando para crear una ley de energía renovable de fácil aplicación, que sea eficiente, que cumpla con sus objetivos y que califique entre las mejores leyes del continente”.

Por: Noticiero Digital
Autor: Elías Rivas
Fecha de publicación: 2022-08-18 18:00:38
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.