Se inseminó en su casa con un kit de $30, ahora es mamá

Bailey Ennis, una londinense de 24 años, quedó embarazada gracias a un kit para inseminación artificial que le costó 25 libras esterlinas (30 dólares) y al esperma de un donante que vivía a poca distancia de su casa.

Ennis, lesbiana, quería convertirse en madre, pero no tenía interés en tener una relación con un hombre, así que decidió comprar el kit en Internet (frascos, jeringas, test para saber el momento de la ovulación) en setiembre de 2021, y tomó contacto con el donante.

Quedó embarazada en el primer intento y llevó a término su gravidez. El pequeño se llama Lorenzo y nació el 2 de julio.

Un procedimiento de inseminación artificial «clásico», con la ayuda de una clínica especializada, cuesta miles de euros.

CUMPLIÓ SU SUEÑO​

«Es bellísimo ser madre y estoy muy feliz por haberlo hecho sola. Quería ser madre desde que era adolescente y lo realicé siendo lesbiana. Sabría que lo tendría que hacer con inseminación artificial. No deseaba una relación, solo quería un niño. Lorenzo es increíble y se me parece muchísimo», dijo a la prensa

Usando un sitio que registra a los donantes de semen, la muchacha halló a alguien «de buena salud y confiable y que ya había sido donante para dos parejas LGBTQ.

«Lo contacté por Whatsapp, tomamos un café, y vino a mi casa en el momento en el que yo ovulaba. No fue para nada embarazoso, y estamos de acuerdo que será nuevamente mi donante si quiero tener otros niños, que así serán hermanos de Lorenzo».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.