Australia insta a los gigantes tecnológicos a señalar medidas de pederastia

La comisión recordó que entre los principales riesgos vinculados a la explotación y el abuso sexual infantil.

Australia exigió este martes a las gigantes tecnológicas que reporten las medidas que han adoptado para combatir la explotación y el abuso sexual infantil en sus plataformas y servicios o de lo contrario se les impondrá fuertes multas diarias, informaron este martes fuentes oficiales.

La Comisión de e-Seguridad de Australia envió avisos legales a Apple, Meta (que abarca a WhatsApp, Facebook e Instagram), Microsoft y su plataforma Skype, así como a Snap y Omegle, los cuales deberán responder en los próximos 28 días como parte de sus iniciativas en aras de la transparencia y la rendición de cuentas por parte de estas multinacionales.

De no hacerlo, estas empresas tecnológicas afrontarán multas diarias de 555.000 dólares locales (381.729 dólares estadounidenses o 382.228 euros), de acuerdo a un comunicado de la Comisión de Seguridad de Australia.

La comisionada de e-Seguridad, Inman Grant, indicó que su organismo gubernamental ha recibido más de 61.000 denuncias sobre contenidos ilegales y restringidos desde 2015, la mayoría de ellas vinculadas a la distribución de material de explotación sexual infantil.

«El material de explotación sexual infantil que se denuncia ahora es solo la punta del iceberg: los abusos sexuales infantiles en línea que no se detectan ni remedian, siguen siendo una gran preocupación», precisó Grant, al alertar de que el problema se ha agravado desde el inicio de la pandemia de la covid-19.

La medida de la Comisión se enmarca en la Ley de Seguridad en Línea, aprobada en Australia en 2021 y que requiere que las empresas tecnológicas informen a las autoridades del país sobre los pasos que adopta para luchar contra la proliferación de material de explotación sexual infantil.

La comisión recordó que entre los principales riesgos vinculados a la explotación y el abuso sexual infantil se cuentan la posibilidad de que los adultos se pongan en contacto con los niños en una plataforma, así como características como la transmisión en directo, el anonimato y el cifrado de extremo a extremo.

«Esto se ha prestado a la proliferación de daños contra los niños, como la captación de menores en línea, la extorsión sexual y el material de explotación sexual infantil autoproducido y coaccionado», de acuerdo al ente gubernamental, que busca más consistencia en las respuestas de las grandes tecnológicas a estos delitos.

El año pasado, el Centro Nacional de Menores Explotados y Desaparecidos de Estados Unidos recibió más de 29 millones de denuncias sobre explotación sexual infantil, de acuerdo al comunicado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.