Samsung patentó un smartphone con pantalla trasera invisible

Los smartphones intentan reinventarse después de ser, durante mucho tiempo, básicamente lo mismo pero mejorado.

Samsung presentó en el mes de enero del presente año una patente en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual que fue sido publicada la semana pasada. En ella se describe un nuevo formato de smartphone que en apariencia es algo bastante estándar, pero cuya parte trasera está en realidad cubierta por lo que sería una pantalla secundaria invisible.

Es importante tener en cuenta que las compañías tienden a patentar muchas veces con el propósito de que otras empresas no les pise el terreno, así que es probable que Samsung no lance ningún dispositivo basado en la patente en el medio y el largo plazo. Por otro lado, el YotaPhone ya implementó dicho concepto años antes añadiendo un panel de tinta electrónica y el Xiaomi Mi 11 Ultra incorporó una minipantalla en la parte trasera.

Visto así, parece que Samsung ha pisado con su nueva patente cosas que ya estaban inventadas, pero la realidad es que la propuesta del gigante surcoreano tiene un matiz importante que lo diferencia de la competencia (que a su vez casi cada marca ha propuesto una cosa diferente), y es el hecho de que, como ya hemos dicho, la pantalla trasera es invisible, sobre todo si esta no está en uso, debido a que sería transparente.

Dicha pantalla trasera, que posiblemente sea OLED (y eso si Samsung lanza un dispositivo basado en la patente), podría mostrar controles del sistema, notificaciones, ventanas emergentes, visores de cámaras y otras cosas. En la imagen de la patente se puede ver que los elementos no tienen por qué ocupar toda la pantalla trasera, pero luego habrá que ver cómo queda eso cuando sea trasladado a la realidad.

El smartphone con pantalla trasera invisible patentado por Samsung podría ayudar al uso, por ejemplo, de la cámara trasera para realización de selfies, lo que pondría en jaque el tener una cámara delantera y otra trasera al poder servir la última para todos los propósitos. Por otro lado, puede que plantee cuestiones a nivel de privacidad debido a la posible muestra involuntaria de datos a través de la pantalla trasera si no es tapada correctamente con la mano a la hora de usar el smartphone, así que la compañía posiblemente tenga que tener en cuenta protecciones adicionales como el limitar el ángulo de visión.

Los smartphones intentan reinventarse después de ser, durante mucho tiempo, básicamente lo mismo pero mejorado. Aunque siguen sin ser un fenómeno de masas, los smartphones plegables están ganando usuarios poco a poco, así que la propuesta de Samsung, que derivaría en un dispositivo que no sería flexible, puede que sea el próximo grito en un futuro no muy lejano.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.