Brendan Fraser lloró en Venecia tras una ovación por The Whale

The Whale, la última cinta de Darren Aronofsky, se presentó este domingo en el Festival de Cine de Venecia, que celebra estos días su 79.ª edición. Un filme protagonizado por Brendan Fraser en el papel de un profesor universitario de literatura de casi 300 kilos de peso confinado a una silla de ruedas por su obesidad mórbida, que le valió al actor una rotunda e inmensa ovación ante la que no pudo ocultar su emoción.

Basada en la obra homónima de Samuel D. Hunter, The Whale supone el regreso de Fraser a un papel protagonista y, según las primeras impresiones que llegan desde la Mostra, le coloca ya como uno de los favoritos para alzarse con la Coppa Volpi al mejor actor y en una buena posición de cara al inicio de la carrera de premios, que culminará con los Oscar que se entregarán en marzo del próximo año.

Tras la proyección del filme tuvo lugar una sonora ovación por parte de los asistentes que se prolongó durante unos seis minutos en los que se pudo ver al protagonista de George de la jungla y la saga La Momia muy emocionado hasta el punto de romper a llorar.

Sadie Sink, Samantha Morton, Ty Simpkins, Hong Chau y Sathya Sridharan completan el reparto de un filme para el que Fraser pasaba seis horas diarias de maquillaje y tuvo que usar un traje protésico que le cubría todo el cuerpo y que le hizo ganar casi 140 kilos.

«La pieza del torso era casi como una camisa de fuerza con mangas que, retocada a mano, se veían idénticas a la piel humana, hasta los pelos estaban cortados y puestos a mano», señaló el propio actor que iba a aparecer en la cancelada Batgirl como el villano Firefly.

Cortesía EP

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.