Sobrevive 3 días encerrada en un baño bebiendo agua del grifo

En ocasiones surgen accidentes que pueden terminar en anécdotas difíciles de creer. Una mujer tailandesa de 54 años se quedó encerrada en el baño por un percance y, al vivir sola, tuvo que permanecer allí durante varios días.

La mujer entró al baño de su casa el pasado 22 de agosto como cualquier otro día, pero lo que vivió le cambió la semana. Quedó atrapada al cerrar la puerta y fallar el cerrojo. Además, no llevaba encima el teléfono móvil por lo que tuvo que golpear la puerta y pedir ayuda gritando, aunque no tuvo éxito.

Estuvo encerrada durante tres días y en ellos sobrevivió por el agua del grifo. Con el paso de las horas, la mujer fue desesperándose más e incluso llegó a escribir un mensaje de despedida en la pared con productos para la piel, pensando que iba a fallecer allí.

A los pocos días, su hermana comenzó a preocuparse porque no sabía nada de ella y avisó a la policía, que acudió a la casa para ver cómo estaba la mujer. Al no tener respuesta, asaltaron la vivienda para revisarla.

Al escucharla en el baño, derribaron la puerta con unos alicates y encontraron a la mujer en un estado débil. Allí observaron el mensaje que ella escribió.

Una mujer se quedó encerrada en el baño durante tres días y sobrevivió con agua del grifo.Una mujer se encierra accidentalmente en un baño y sobrevive durante tres días bebiendo agua del grifo.Comisaría de Phra Khanong / Facebook

En ocasiones surgen accidentes que pueden terminar en anécdotas difíciles de creer. Una mujer tailandesa de 54 años se quedó encerrada en el baño por un percance y, al vivir sola, tuvo que permanecer allí durante varios días.

La mujer entró al baño de su casa el pasado 22 de agosto como cualquier otro día, pero lo que vivió le cambió la semana. Quedó atrapada al cerrar la puerta y fallar el cerrojo. Además, no llevaba encima el teléfono móvil por lo que tuvo que golpear la puerta y pedir ayuda gritando, aunque no tuvo éxito.

Estuvo encerrada durante tres días y en ellos sobrevivió por el agua del grifo. Con el paso de las horas, la mujer fue desesperándose más e incluso llegó a escribir un mensaje de despedida en la pared con productos para la piel, pensando que iba a fallecer allí.

A los pocos días, su hermana comenzó a preocuparse porque no sabía nada de ella y avisó a la policía, que acudió a la casa para ver cómo estaba la mujer. Al no tener respuesta, asaltaron la vivienda para revisarla.

Al escucharla en el baño, derribaron la puerta con unos alicates y encontraron a la mujer en un estado débil. Allí observaron el mensaje que ella escribió.

«He estado atrapado en el baño desde el 22 de agosto. Si muero, dejen que Jay Lek se ocupe de mi testamento. Por favor, entregue la propiedad de Tuk a Tua Toon Tum. Bebí agua del grifo para sobrevivir. Sin agua, estaría muerta. Traté de forzar y romper para salir, traté de gritar, pero nadie me escuchó», había escrito.

Por 20minutos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.