Maduro no está cambiando sino aprovechando las protestas para decir que «está atendiendo» al venezolano

La crisis provocada por la situación económica y social en Venezuela ha sido el motor de las protestas de los últimos años, y en particular, de los últimos meses. Mientras tanto, Maduro calla y sigue adelante. Pero, en las últimas semanas, parece haber despertado de su letargo para «atender» dos exigencias: recuperar el Metro de Caracas, tras años de abandono y desidia; y la exigencia que hicieran durante semanas, miles de maestros y docentes universitarios.

Esto no significa que Maduro haya reculado y mucho menos cambiado, aseguró la analista político Indira Urbaneja, quien subrayó que el chavismo es «muy inteligente» y sabe que tiene que aprovechar estas protestas para hacer ver qué está «atendiendo las exigencias del ciudadano».

Urbaneja descartó usar el término de recular. «Maduro es ágil, sabe manejar los tiempos políticos, sabe cuándo avanzar y cuándo retroceder para ganar. La clave ha estado en la contundencia en la cual se han dado estás protestas, tanto de quienes exigen la derogación del instructivo Onapre, como quienes han venido reclamando todo lo que tiene que ver con el Metro de Caracas», expresó vía telefónica a ND.

A su juicio, ambas manifestaciones han sido legítimas y transparentes porque no han sido politizadas.

«El gobierno esta vez no ha podido decir que son parte de un show político o una conspiración, que son los argumentos que en otras oportunidades ha usado para ignorar las exigencias del venezolano. Creo que, en este contexto, Maduro lejos de recular aprovecha el espacio para ponerse al día con estas dos peticiones que tiene pendiente; y más bien, estos reclamos son una oportunidad para aplicar lo que han denominado el buen vivir y las tres R».

La estrategia es siempre la misma: hace algunos cambios en el equipo para ser coherente, destituye directivos, inyecta recursos, anuncia cambios y «demuestra» que va avanzando con «firmeza».

Urbaneja enfatizó que la clave ha sido no politizar estos reclamos.

«Han funcionado porque esta vez no está el trasfondo político de Maduro vete ya, como se hacía anteriormente cuando en las protestas del sector obrero estas fueron manipuladas por políticos que quieren la salida de Maduro. Se le ha puesto la vara alta y se le ha obligado a escuchar y atender».

Es un «exabrupto» acusar a Roberto Patiño de años de destrucción del Metro

Maduro arremetió contra el dirigente de Primero Justicia y fundador de Alimenta La Solidaridad y Caracas Mi Convive, Roberto Patiño. Lo tildó de «terrorista» por supuestamente propiciar ataques y lo culpó de solicitar un bloqueo que ha impedido comprar repuestos para el Metro de Caracas.

«Es un exabrupto porque todos los venezolanos sabemos que el Metro está cómo está por la corrupción e impunidad», reprochó Urbaneja.

Pero, criticó a otros dirigentes -sin especificar nombres- que han pedido sanciones para intensificar la crisis.

«No pueden lavarse las manos ante el recrudecimiento de la crisis porque son culpables de que la crisis se profundizara, entonces es un contra sentido después de pedir sanciones y medidas, presentarse en la escena política como que no ha pasado nada».

Maduro dijo que el 20 de febrero de 2019, «el tal Roberto Patiño Guinand junto a Julio Borges hacían una gira por Europa para pedir bloqueo y sanciones contra Venezuela. A partir de ahí se le prohibieron la venta de repuestos al Metro de Caracas. Y después vienen ellos ahora en 2022, como verdugos, a ver el resultado de sus acciones. Ahí está”.

Por: Noticiero Digital
Autor: Anaisa Rodríguez
Fecha de publicación: 2022-09-08 14:15:20
Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.