Descubren nuevas inscripciones en un templo egipcio ocultas bajo heces

Una misión arqueológica egipcio-alemana ha descubierto unas inscripciones en color pintadas en la parte suroeste del techo del templo de Esna, ubicado en el sur de Egipto, tras limpiar una acumulación de excrementos de pájaro en el marco de un proceso de restauración, informó hoy el ministerio egipcio de Antigüedades.

«Las escenas e inscripciones que fueron reveladas (…) son de gran importancia, ya que representan los ciclos del dios del Sol (Ra) y de la Luna (Jonsu) durante la noche y durante su viaje al otro mundo», dijo el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, Mustafa Waziri, en un comunicado.

Añadió que entre las escenas más destacadas figura el ciclo del Sol, representado por Ra luchando contra sus enemigos durante el día hasta convertirse en anciano al anochecer para volver a renacer, una ilustración que está presente en la mayoría de los templos del Antiguo Egipto.

Asimismo, se descubrieron también unas inscripciones que representan a los dioses de los días lunares, como el dios Geb, de la Tierra; y la diosa Nut, del Cielo.

La nota añadió que estos inesperados descubrimientos se produjeron en el marco de un proceso de limpieza del templo de Esna, dedicado al dios Jnum, que está representado como un hombre con cabeza de carnero.

El templo de Esna se encuentra a unos cien metros de la orilla oeste del Nilo en la ciudad de Esna. Fue construido en la época del emperador romano Claudio en el siglo I d.C. y posteriormente fue decorado con inscripciones en la época del emperador Decio entre 251-249 d.C.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.