Nuevo año escolar inicia con escasa dotación en instituciones educativas

La educación es una pieza clave para el avance y desarrollo de un país, requiere que los gobiernos inviertan en las mejoras de las instalaciones, aumento de recursos para apreciar el crecimiento de la Nación.

A pocos días del inicio de clases algunos planteles de la región insular se encuentran entre la culminación de inscripciones, otros haciendo algunas reparaciones de pintura, y otros con la intención de dar inicio pese a las condiciones en que se encuentran.

En un recorrido por algunos unidades educativas de Porlamar observamos que instalaciones como la Unidad Educativa Estatal Don Rómulo Gallegos no reúne las condiciones necesarias para el inicio del nuevo año, por haber sido objeto en el periódico vacacional de las acciones del hampa.

Esta unidad educativa ofrece la educación para niños en edad inicial hasta el 5to año diversificado. Tiene deficiencia en dotación, a pesar que las autoridades gubernamentales tienen conocimiento de las necesidades, esperan poder ofrecer las áreas acondicionadas, como han estado siempre para dar inicio al nuevo año.

Esa instalación actualmente muestra la falta de pintura en sus edificios, piezas sanitarias de los baños en mal estado, paredes descascaradas por la pérdida de pintura y ante la apertura de un primer año de liceo, presentan deficiencia de pupitres, sillas y mesas, así como de bombillos, y toma corrientes que fueron sustraídos.

Sin sillas

Foto: Arcadio Millán

La bienvenida al nuevo año escolar en la UE Santiago Mariño / Foto: Arcadio Millán

Asimismo estuvimos en la escuela Santiago Salazar Fermín cerca de la Santiago Mariño y apreciamos representantes en la entrega de documentos para la inscripciones, mientras el personal obrero pintaba y otras sacaban y sacudían enseres y utensilios.

En esta sede educativa los salones se observaban con una buena cantidad de sillas y mesas para los estudiantes.

Asimismo pudimos conocer por una persona que no quiso identificarse que en la institución Vicente Marcano había sido dotado con recursos para reparación, sin embargo no contaban con el personal para hacerlo, por lo que pedían a los representantes la colaboración o apoyo para hacer mejoras en la sede educativa.

Mientras en el Liceo Luis Ortega en El Tirano, municipio Antolín del Campo solicitaban a los padres que llevaran el pupitre o la silla para que los estudiantes pudieran sentarse porque no contaban con la dotación en los salones.

El Sol de Margarita

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.