Un avión militar ruso se estrella contra un edificio residencial en Yeisk, Rusia: hay al menos cuatro muertos

El caza chocó «contra el patio de un edificio residencial»

Un avión militar ruso, modelo Su-34, se ha estrellado este lunes contra un edificio residencial de nueve plantas en la ciudad rusa de Yeisk, situada a orillas del mar de Azov y cercana a Ucrania. Al menos cuatro personas han fallecido y una veintena han resultado heridas, mientras que seis continúan desaparecidas.

El caza chocó «contra el patio de un edificio residencial», según el Ministerio de Defensa de Rusia, que ha explicado que el accidente se produjo mientras el avión ascendía para efectuar un vuelo de entrenamiento desde el aeródromo del Distrito Militar Sur. Según el piloto, que logró catapultarse a tiempo, la causa del accidente fue el incendio de uno de los motores durante el despegue. Cuando se estrelló en el patio, el combustible del avión se incendió.

El área del fuego se extiende por 2.000 metros cuadrados, según la información preliminar de los servicios de emergencia que recoge la agencia TASS. Las autoridades locales y de emergencia hablan de entre 15 y 17 apartamentos dañados por el incendio.

El gobernador de la provincia de Krasnodar, Veniamin Kondratyev, ha confirmado que la aeronave es un Sukhoi Su-34, un cazabombardero supersónico de medio alcance, de acuerdo con la agencia Reuters, que señala que la agencia rusa RIA apunta que el incidente ha ocurrido durante un vuelo de entrenamiento.

Por su parte, según recoge Reuters, el Comité de Investigación de Rusia ha anunciado la apertura de una investigación criminal y enviado investigadores al lugar de los hechos. También se han trasladado hasta Yeisk bomberos, especialistas de la unidad de quemados del hospital regional de Krasnodar y ambulancias. Un centenar de personas han sido evacuadas, según TASS, y los residentes del edificio afectado han sido enviados a centros de acogida temporal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.