El General de Aviación había amenazado a su esposa semanas antes de matarla

Los cadáveres del general de división de la Aviación Luis Felipe González Borjas (51) y de su esposa Adriana del Carmen Morales Quevedo (47) yacían en la morgue de Bello Monte este jueves.

«Se veían una pareja feliz, siempre se mostraban afecto, andaban juntos casi todos los días y ella siempre estaba presente en el despacho del comandante». Así fue como un funcionario de la Fuerza Armada Nacional describió al matrimonio González Morales. Sin embargo, una allegada a la familia aseguró que, desde hacía semanas, el militar amedrentó varias veces a la mujer por celos y de esas discusiones surgieron varias amenazas, le confesó la víctima a su amiga.

Los cadáveres del general de división de la Aviación Luis Felipe González Borjas (51) y de su esposa Adriana del Carmen Morales Quevedo (47) yacían en la morgue de Bello Monte este jueves, 20 de octubre. Sus familiares aguardaban a las afueras, para acompañar al cortejo fúnebre hasta el Cementerio del Este.

Durante una discusión que sostuvieron en su apartamento, ubicado en el edificio Humboldt de la Misión Vivienda dentro de Fuerte Tiuna, la tarde del 19 de octubre, el militar mató a su esposa y luego se quitó la vida. Los hechos ocurrieron en el pasillo y sus vecinos escucharon los gritos y luego los disparos.

La conmoción por el asesinato de Adriana Morales, quien era profesional de la psicología, llegó hasta el estado Falcón, de donde era oriunda. Allá reside su padre, a quien la víctima visitaba frecuentemente junto a su esposo y dos hijos adolescentes.

Según la versión policial, estos dos jóvenes se encontraban en el apartamento durante el incidente. Se vieron obligados a esconderse en el baño cuando su padre sacó su arma de reglamento, la cual accionó. La mujer corrió hacia el pasillo para escapar del ataque, pero fue alcanzada por un segundo disparo, que le causó la muerte.

El tercer tiro se lo propinó a sí mismo y murió también en el sitio. Vecinos describieron que el pasillo que comunica a cuatro apartamentos quedó cubierto de sangre.

El victimario fue jefe del Estado Mayor de la Región Estratégica de Defensa Integral Capital (Redi-Capital) y actualmente se desempeñaba como gerente general de los Servicios de Navegación Aérea del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.